Los retiros inesperados del futbol

Al igual que Miguel Sabah, ya sea por falta de opciones laborales, un accidente fuera del campo o una lesión prolongada, más de un futbolista, a nivel nacional e internacional, se ha despedido sorpresivamente

César Andrade / Miguel Sabah / Márquez Lugo
César Andrade / Miguel Sabah / Márquez Lugo (Mexsport)

Ciudad de México

Decir adiós siempre es complicado, más aún si no se tenía prevista la despedida. En el futbol ocurre algo similar y en el ámbito nacional, varían las razones por las que un jugador anticipa el retiro de las canchas.

Desde la falta de oportunidades, hasta una grave lesión, o un accidente dentro y fuera del terreno de juego, pueden ponerle punto final a la carrera de algún futbolista. Son varios los casos, sumándose el de Miguel Sabah, que este martes anunciará su despedida de los campos, luego de 15 años como profesional y después de no encontrar cabida en León.

Sabah Rodríguez pasó los últimos cuatro torneos en el Bajío, donde apenas logró disputar 45 encuentros y marcó 12 anotaciones en la competencia de Liga; en el Apertura 2015, la debacle de su rendimiento e inactividad le redituaron con 101 minutos en el terreno de juego, repartidos en 4 juegos, marcando incluso un tanto.

Pese a que el delantero buscó opciones, no encontró opciones para contratarse, toda vez que León le cerró las puertas. El retiro, su mejor opción, a los 36 años de edad. Al igual que Sabah, de manera inesperada, a lo largo de los torneos cortos del futbol mexicano –desde el Invierno 96'–, varios jugadores ha finiquitado su carrera por diferentes motivos y en distintos momentos de sus trayectorias, sin importar si el éxito había alcanzado o no, su desempeño sobre la cancha.

En años recientes, Santiago Fernández, delantero surgido del América, vio truncada su trayectoria a los 24 años de edad, luego de no encontrar opciones laborales en la Primera División; Sergio Gaucho Ávila, a los 25, dijo adiós, después de varias intervenciones quirúrgicas en la rodilla izquierda.

En la misma condición, a los 33 años y con contrato vigente en el Guadalajara, Rafael Márquez Lugo colgó los botines, después de que tres operaciones en la rodilla izquierda le complicaran tener continuidad con el rebaño Sagrado. Se despidió el 23 de abril del 2015; Rafa y sus condiciones le habían llevado a la selección nacional, además de pasar por escuadrones como América y Pumas, previamente: "Me voy agradecido con el futbol, pero me faltaron muchas cosas por hacer".

En otro tipo de condiciones, debido a un accidente automovilístico, César Andrade, cuando era promesa del Atlas, y Pablo Hernán Gómez, realidad de los Tuzos del Pachuca, se despidieron de la actividad en el terreno de juego. Andrade perdió la pierna derecha; la extremidad se le amputó luego de un percance vial en noviembre de 1999, cuando había ganado el premio al novato del año.

El argentino perdió la vida cuando se dirigía con su esposa hacia San Luis Potosí, a una visita familiar. Ambos se encontraban en el despegue de su mejor futbol. De la misma manera que Hernán, Miguel Calero perdió la vida ligado al balompié.

Al antiguo guardameta del Pachuca, las complicaciones de una trombosis en el brazo izquierdo le generaron un infarto cerebral, causando estragos y a la postre la muerte para el colombiano. A sus 41 años, el espigado Cóndor, vivía los últimos instantes como profesional en la Liga MX.

Hoy, su hijo Juan José sigue sus pasos. Por su parte, América tuvo dos retiros inesperados en el cierre de la década pasada. Primero, Carlos Sánchez fue víctima de un infarto cerebral, que a la postre le retiró de las canchas; hoy, se mantiene en litigio legal con las Águilas; también, Salvador Cabañas, a meses del Mundial de Sudáfrica 2010, que disputaría con Paraguay, siendo uno de los últimos referentes ofensivos del cuadro azulcrema, paró su carrera al recibir un impacto de bala en la cabeza.

A nivel internacional, sobre todo de manera reciente, varios astros han dicho adiós. Landon Donovan acusó motivos personales para decidir ponerle fin a su carrera a los 32 años de edad, para refugiarse en los estudios que le convertirán en técnico; Pablo Aimar, cansado de las rehabilitaciones del tobillo derecho, también finalizó un peregrinar que incluyó militancia en equipos como River Plate y Valencia de España; Carles Puyol, referente del Barcelona, después de varias cirugías en la rodilla derecha, decidió decir adiós, sí, de manera inesperada.

ELLOS DIJERO ADIÓS EN LA LIGA MX

  • Miguel Sabah / 36 / Falta de juego
  • Rafael M. Lugo / 33 / Lesión postergada
  • Santiago Fernández / 24 / Falta de juego
  • Sergio Ávila / 25 / Lesión postergada
  • Salvador Cabañas / 30 / Salud delicada
  • Carlos Sánchez / 29 / Infarto cerebral
  • César Andrade / 22 / Accidente automovilístico
  • Pablo H. Gómez / 24 / Accidente automovilístico
  • Miguel Calero / 41 / Infarto cerebral

INTERNACIONAL

  • Landon Donovan / 32 / Motivos personales
  • Carles Puyol /36 / Lesión postergada
  • Pablo Aimar / 35 / Lesión postergada