Cinco reflexiones que dejó el sismo en el futbol mexicano

El que se reanuden las actividades en la Liga MX, la nula aportación del máximo circuito como institución, la responsabilidad moral de los jugadores y la condición de los estadios son puntos de análisis tras una semana trágica

El futbol mexicano regresa en medio de los escombros
El futbol mexicano regresa en medio de los escombros (Especial )

Ciudad de México

Luego de que se anunció que la Liga MX retomará actividades este martes, 26 de septiembre, recapitulamos cinco puntos que fueron eje durante estos días de tragedia en el centro y sur del país debido a los fuertes sismos registrados.

¿Reanudar la Liga fue buena decisión?

Este martes arranca de nuevo el futbol mexicano en su máxima categoría, creando una disyuntiva entre si es correcto celebrar partidos cuando miles de familias siguen llorando a sus muertos tras el terremoto o perdieron todo su patrimonio. Imaginen a un posible sobreviviente enterrado entre los escombros mientras los estadios lucen con ambiente de fiesta.

Por otro lado, la vida debe continuar, y si bien es cierto que el dolor de todo el país sigue siendo el mismo, encontrar en el futbol un momento de esparcimiento, volver a ponerse la playera de tu equipo y, aunque sea por 90 minutos, tratar de olvidar la tragedia que vive el país, también puede ser un buen analgésico.

La vieja infraestructura de la Liga MX

Los sismos que azotaron parte del país, algunos estadios de la Liga MX podrían considerar la iniciativa tomada con anterioridad por equipos como Monterrey, Chivas, Toluca y Zacatepec de remodelar sus instalaciones o crear nuevos recintos para asegurar calidad y resistencia ante estos fenómenos naturales.

El Estadio Azteca, el Azul y el Olímpico de CU, destacaron entre los principales recintos deportivos de la Ciudad de México que preocuparon por su condición, pues aunque no sufrieron daños mayores, la calidad de su estructura se puso en duda instantáneamente. Por este motivo y ya que son la casa de tres de los equipos más importantes de México, la remodelación (en caso de hacerse) así como la construcción del nuevo estadio celeste deberán traer consigo seguridad, además de gran espectáculo.

Equipos como Puebla y Lobos BUAP que disputan sus partidos como local en una de las zonas más afectadas por el sismo del pasado martes, seguramente reforzaran estas condiciones para no volver a sufrir situaciones como esta, pues el Estadio Cuauhtémoc, que recientemente había sido renovado, si registró daños en sus instalaciones.

Estadios de Ascenso, Segunda y Tercera División

Todo mundo voltea a ver el estado en el que quedaron los diferentes estadios de Primera División en las entidades que golpeó el terremoto del pasado 19 de septiembre. Escenarios como el Azteca, el Azul, el Olímpico Universitario, el Cuauhtémoc, el 'Coruco' Díaz y el Nemesio Díez se mantuvieron sin daños tras el fenómeno natural.

Sin embargo... ¿Usted sabe en qué condiciones quedó el estadio Unión Deportiva Miraval, casa del Atlético Cuernavaca?; ¿Sabe si el equipo puede seguir jugando en el lugar o si alguno de sus futbolistas perdió a algún familiar o su patrimonio?... Este equipo pertenece al grupo VI de la Tercera División Profesional y nadie ha dicho una palabra de él o los otros clubes que componen este circuito.

La mayoría de estos equipos, ni los organismos de las diferentes divisiones han dado mayor información acerca del estado de los inmuebles ubicados en estas zonas que fueron las más afectadas tras el sismo más fuerte que se ha sentido en México desde hace varias décadas.

Responsabilidad moral que asumieron los futbolistas

Dejen ustedes lo que en este tipo de desgracias suelen hacer los máximos referentes del futbol mexicano, más allá del clásico: "nos unimos al pueblo mexicano", "mi solidaridad con las víctimas", etc.

Como pocas veces sucede, algunos futbolistas bajaron del pedestal, se olvidaron de la figura mediática que representan tanto en México como en sus respectivas naciones y se convirtieron en un aliado más del pueblo que salió a levantar los escombros y apoyar a los damnificados.

Historias como las de Martín Cauteruccio, delantero de Cruz Azul que pidió que su aporte se mantuviera en el anonimato, luego de auxiliar en el centro de acopio en el Centro Universitario México a una mujer que no podía caminar, o el propio Jesús Corona, que con guantes y cubre bocas asistió a una de las zonas más afectadas de Xochimilco para remover escombros, son recuerdos imborrables que dejaron estos días de tragedia.

El abandono de la FMF y la Liga MX

Pese a que todos los equipos cooperaron para mandar ayuda a los damnificados por el sismo, la Federación Mexicana de Futbol y la Liga MX vivieron en el abandono.

El pasado 19 de septiembre, la Liga solo anunció la suspensión de los partidos de Octavos de Final de la Copa MX tras el terremoto en México, para los siguientes días informaron que al igual que el torneo copero se reprogramarían los partidos de la Jornada 10 en la máxima categoría, así como la Liga Femenil, Ascenso MX y otras divisiones, aunque esto era un obligación, más que una muestra de solidaridad.

También estuvieron compartiendo las recolectas de víveres en los centros de acopio de los diferentes equipos de Primera División.

La FMF optó por pasar desapercibida en estos últimos días luego del terremoto que sacudió a México. En su cuenta oficial de Twitter solo publicaron que "el futbol mexicano se une al luto nacional".

Ambos organismos, publicaron en sus redes sociales que apoyaran a los afectados en los diferentes centros de acopio que había en el país; sin embargo, ninguno situó algún lugar en sus instalaciones para apoyar o recibir víveres.