Las razones para vender a Monarcas Morelia

Tras la compra del Atlas, Grupo Salinas estaría buscando deshacerse del club michoacano al no haber cumplido con las expectativas que se tenían sobre él como negocio

Monarcas Morelia
Monarcas Morelia

Ciudad de México

Concretada la adquisición del Atlas por parte de Televisión Azteca, la incertidumbre se ha adueñado del futuro de Monarcas Morelia, el otro equipo propiedad de la televisora del Ajusco.

Televisión Azteca y la Liga MX le han rascado a la letra y se han aprovechado de las lagunas existentes referentes a los candados para erradicar la multipropiedad del futbol mexicano que hablan de que, en un plazo que se cumplirá dentro de cinco años, ninguna empresa podrá ser dueña de más de un equipo.

La regla dicta que ningún propietario podría incrementar la cantidad de equipos en ese plazo de cinco años (2018), con lo que Televisión Azteca, en la teoría, no estaría violando la decisión tomada por la Asamblea de Dueños el pasado 20 de mayo, ya que, n ese momento, tenía a dos clubes (Monarcas y Jaguares, que fue vendido a Amado Yañez), y ahora vuelve a tener la misma cantidad tras la compra del Atlas.

Sin embargo, está claro que, tarde o temprano, Televisión Azteca tendrá que deshacerse de uno de sus equipos para “cumplir” con el reglamento y todo indica que la venta de Monarcas Morelia, a corto plazo, es el plan de la televisora propiedad de Ricardo Salinas Pliego.

 

Regionalismo

¿Y por qué vender a Monarcas? Razones hay varias, pero una de las más importantes es que Álvaro Dávila, presidente del club michoacano, y su equipo de trabajo jamás pudieron con el brutal regionalismo que azota al Morelia a pesar de todos sus esfuerzos.

Monarcas es negocio, pero a nivel local. En los últimos años, la directiva del club purépecha echó a andar varias estrategias para colocar al equipo en los reflectores nacionales, pero los resultados fueron pobres.

Esta situación, en consecuencia, arrojó que los grandes patrocinios de las principales empresas que apuestan en el futbol no voltearan a ver a Monarcas, considerado un equipo muy regional, con afición muy detectada y asentada sólo en esa ciudad.

Si bien Monarcas no trabaja en números rojos, tampoco resulta el gran negocio que Televisión Azteca espera. Y es que el proyecto inicial, como sucedió también con las franquicias de Jaguares y Neza, en su momento, era el de que el equipo de futbol fuera la “locomotora” que jalara el tren del resto de los negocios del Grupo Salinas.

En pocas palabras, la idea era que Monarcas fuera “el gancho” para atraer más consumidores a Elektra, Banco Azteca y otras de las empresas propiedad de Salinas Pliego. Al igual que sucedió en Chiapas y Neza, en Morelia los resultados no han sido los esperados.

 

Falta de apoyo

Otra razón de peso para que Televisión Azteca se decida a vender a Monarcas Morelia es la falta de apoyo que han tenido por parte de la actual administración del gobierno de Michoacán, encabezada por Fausto Vallejo.

Con la llegada de Vallejo al gobierno de Michoacán, se le cerraron algunas llaves a Monarcas, como es el caso de la condonación de algunos impuestos.

Esto desestabilizó la relación entre el club michoacano y el gobierno estatal, que por años se había mantenido en un tono de cordialidad y ayuda.

La molestia no se hizo esperar por parte de Álvaro Dávila y sus colaboradores, quienes, al día de hoy, apelan por mayores apoyos por parte del gobierno michoacano.

Así las cosas, tras la compra del Atlas, Monarcas Morelia ha ingresado en un túnel de incertidumbre del que sólo Televisión Azteca, con su decisión, podrá sacar.