Pumas agudiza su crisis ante Veracruz

Universidad sumó su tercera derrota en fila, la quinta del torneo, y con ello se ubica en el puesto 16 de la clasificación general; la ausencia de victorias se mantiene a pesar del cese de Palencia.

Pumas cae ante Veracruz
Pumas cae ante Veracruz (Imago7)

Veracruz

Ya sin Francisco Palencia, Pumas sigue sin ganar. En el cierre de la séptima fecha del Apertura 2017, el equipo felino sumó su tercer descalabro al hilo. Esta vez, Veracruz, como local, impuso su ley en el Puerto frente a unos universitarios que parecía que mostrarían más argumentos y luego de un primer tiempo positivo, que dejó la sensación de que podrían asumir riesgos e inaugurar el marcador. No fue así. Los Tiburones les ganaron por la mínima y el complemento terminó por exhibir las carencias que sentenciaron a su antiguo entrenador.

TE RECOMENDAMOS: Palencia: 15 meses, 5 debuts y muchas dudas

Cambios en Pumas. Más allá de todos los anunciados a lo largo de la semana, con la baja de Francisco Palencia y el relevo momentáneo de Sergio Egea, el equipo, al menos en el esquema táctico, salió diferente a lo acostumbrado por Paco. El timonel argentino montó una línea de cinco defensas, con tres centrales y brindándole oportunidad de arranque a Rodrigo González. Debut como titular y pegado a la banda izquierda para reforzar las labores de Jesús Gallardo, que con estas adecuaciones tendría mayor libertad en ofensiva.

Pumas trataba de darle circulación a la pelota, de trasladarla con idea, pensando en ataque, pero sin emplear el total de sus intenciones de por medio. Veracruz proponía muy poco; al 5' tuvo un tiro al cuerpo de Saldívar, por parte de Christian Pellerano, que se encontró la pelota en el área y nada más. Los consecutivos avisos fueron a balón detenido. Universidad Nacional respondía con intentos de desbordes por parte de Jesús Gallardo, como al 23', cuando se quitó a un par de rivales, llegó a línea de fondo, pero su trazo no fue el adecuado para que el rematador encontrara la pelota.

Ambos, cuadro erráticos, sin confianza, que no se animaban a desequilibrar; Egea, por su cuenta, animaba cada que podía a sus futbolistas. Si Joffre Guerrón fallaba en una recepción de trámite para quedar solo frente a Melitón Hernández, el entrenador se limitaba a aplaudirle desde la zona técnica... Al 34', luego de un cobro de esquina, José Antonio García quedó solo y remató dentro del área enemiga, disparo que apenas contuvo el cancerbero y que el mismo Joffre no pudo contrarrematar. Era el mejor aviso de un equipo sin grandes variantes.

TE RECOMENDAMOS: Francisco Palencia queda fuera de Pumas

Los primeros 45 minutos de la gestión interina de Sergio Egea se consumieron de menos a más. Pumas cerró un lapso aceptable, buscando la portería rival y sobre todo, con estabilidad suficiente en zona baja y medio campo. El cambio en el esquema lucía como gran solución a la inestabilidad mostrada con Palencia... Pero ni la mejoría logró que Adrián Luna se quedara a nada de inaugurar el marcador a favor de Veracruz, que falló en un par de embates frente a Alfredo Saldívar y que Luis Quintana salvó sobre la raya del arco, el tanto en contra. Universidad seguía siendo un enigma.

El segundo tiempo comenzó con intensidad para Veracruz. Jesús Gallardo replicó la acción de salvamento de Quintana, instantes antes y en la línea de cal de su arco evitó que cayera el primero para los Tiburones Rojos, luego de un tiro cruzado de Daniel Villalva. En los primeros instantes, el juego se llevaba a cabo en el área de Universidad Nacional, con un cuadro felino replegado y a la espera. El equipo de Egea requería de un revulsivo que despertara a una ofensiva que ya había realizado un gasta físico importante durante el inicio del encuentro. Los escualos seguían probando suerte en ataque.

La insistencia encontró su recompensa para los de casa. En un tiro libre en los linderos del área de Pumas, Cristian Pellerano encontró la complicidad adecuada en Kristian Álvarez, que recentró la pelota y esta llegó a Villalva, que sin importar su baja estatura, encontró el gol buscado por Veracruz. Egea respondió con Brian Figueroa como movimiento. El argentino reacomodó entonces su esquema, colocó al juvenil como referencia ofensiva, como nueve y por las bandas intercambió a Gallardo y Rabello, para que jugaran a perfil cambiado.

Al 74', Van Rankin, con complicaciones, logró salvar el segundo ya cantado de Veracruz, una vez más conteniendo a Villalva. Pumas había perdido toda forma futbolística que parecía le daría resultados en Veracruz. Los dirigidos por Sergio Egea no lograron contener la presión de un sinodal voraz y ofensivo. Con todo y el marcador en contra, sumando la tercera derrota en fila, la quinta en las primeras siete fechas, Universidad dejó en claro que la crisis se mantiene a pesar de la ausencia de Paco Palencia. Resta un largo camino para encontrar el rumbo adecuado.