La pasión de los finalistas

Desde muy temprano, aficionados de Chivas y Tigres se trasladaron desde la Ciudad de México a Guadalajara para el juego de vuelta de la Final del Clausura 2017. Algunos con boletos y otros en busca de ellos.

Guadalajara, Jalisco

La afición de Chivas esperó una década para ver a su equipo en una Final, fueron muchos años en los que tuvieron que lidiar incluso con problemas de descenso, pero ahora que están a las puertas de alcanzar su doceavo título todo vale para vivirlo de cerca.


Desde la Ciudad de México fueron cientos de aficionados los que se trasladaron a la Perla Tapatía, con el optimismo de que esta noche verán a su equipo levantar la Copa al cielo.


Los seguidores mostraban orgullosos sus colores, los presumen porque es lo que les da un sentido de identidad y pertenencia. Viajan con todo el optimismo, pero también hay reconocimiento a que puede darse la posibilidad de que pierdan, porque admiten que Tigres es un equipo de buen pedigrí.
Boletos asegurados, hay algunos que tuvieron la fortuna de que les obsequieran la entrada, otros aprovecharon las amistades que tienen en Guadalajara para obtenerlos y unos más tuvieron que recurrir a la reventa, hasta 3 mil pesos llegaron a pagar por cada entrada.


Eso por parte de los aficionados de Chivas, que eran la mayoría de los que se podía ver en el aeropuerto capitalino, pero también los hubo de Tigres, los menos, pero ya se sabe que son seguidores de los más fieles, de esos a los que les importa poco lo que deban gastar, esos aficionados que presumen la plantilla con la que cuentan y en la que tienen fe ciega para poder alcanzar su sexto título.


Ellos tuvieron que recurrir a la reventa, contaron con un poco de fortuna y encontraron entradas a un precio que no fueran tan exorbitante, unos tres mil pesos se les hizo acorde y los pagaron porque están convencidos que su batallón no los defraudará.


Pero es tan grande la fe de los seguidores de Tigres, que incluso algunos viajaron desde Monterrey haciendo escala en la Ciudad de México y lo hicieron sin contar con los boletos, por lo que llegarán al estadio Chivas a buscar regatear los precios.


Miguel Ángel, un seguidor felino, dijo que no contaba con entradas, pero que pagaría hasta 4 mil pesos por un boleto, necesita cuatro, por lo que está dispuesto a invertir hasta 16 mil pesos con tal de ver a sus Tigres esta tarde en el juego de vuelta de la Final del Clausura 2017.
Chivas y Tigres, dos pueblos, dos pasiones, dos religiones, un mismo deseo.