Cuando los hijos se van de casa

Jonathan Orozco y Omar Bravo, últimos símbolos de Rayados y Chivas, respectivamente, serán negociados en el Draft 2016, despedida intempestiva de su cuna en medio de dudas y misterio

Ciudad de México

Jonathan Orozco y Omar Bravo apuntan a dejar sus respectivos hogares en el Régimen de Transferencias 2016 que se celebra en Cancún. Rayados de Monterrey y Chivas de Guadalajara escucharán ofertas por sus servicios, aunque su eventual adiós se daría entre incertidumbre y misterio.

Orozco, portero líder con Rayados en el Clausura 2016, y que cayó en la Final ante Tuzos del Pachuca, ya aclaró en redes sociales que él "no pidió" su salida del club; además, señaló que "en su momento" dará a conocer los detalles de su intempestivo destino.

Guadalajara, trascendió en el Draft 2016, sería el destino de 'Jona', aunque el Rebaño, en días pasados, oficializó la renovación del préstamo por el meta de Pachuca Rodolfo Cota.

Por su parte, Omar Bravo, veterano y goleador histórico del chiverío, apuntaría a la MLS, después de que Ángel Zaldivar y Marco Bueno tendrían mano con Matías Almeyda para ser el ataque estelar en el Apertura 2016, a pesar de que Jorge Vergara, la víspera, señaló que "pase lo que pase" seguiría en el plantel.

Además, Henry Martín, de los Xolos de Tijuana, sería oficializado como refuerzo rojiblanco en Cancún, después de los misteriosos tuits del equipo en redes sociales. "@HenryMartinM algo así?", mensaje con emojis de pensamiento y una bomba, adornado con el gif del intérprete coreano PSY en llamas.

Cuando los hijos se van de casa, dicen, queda un vacio, aunque en el caso de Orozco y Bravo, esos huecos en el seno del hogar ya tendrían dueños.