América dejó ir la cima

Con un futbol de pocas emociones, América perdió la oportunidad de afianzarse el liderato ante unos Rayos del Necaxa que no descansaron hasta encontrar el gol que les diera acceso a los ochos lugares de clasificación


Ciudad de México

Una victoria que a Necaxa le supo a Liguilla y a América a total amargura. Después del partido poco lúcido ante Chivas a mitad de semana, en el que con desatenciones de su rival pudieron dar la vuelta, las Águilas necesitaban de un contundente triunfo que les asegurara al 100 por ciento el lugar en Liguilla, sino también el liderato que pelea con Monterrey. 

Contrario a muchos pronósticos, América no pudo con unos Rayos que venían de tres partidos sin conocer la victoria y cayeron ante ellos por 1-0 con un gol de Luis Pérez que sumó su tercer gol en una semana. Los hidrocálidos ingresaron a la lista de los ocho invitados a la fiesta grande al sumar 18 unidades. 

SIN PUNTERÍA

Ambos sabían que debían salir a atacar de forma temprana o mínimo avisar de peligro a su rival para hacerse del dominio. El primero que lo intentó fue Necaxa con un cabezazo de Carlos González que salió muy por encima del arco de Marchesín. Enseguida, América respondió con una jugada que culminó Renato Ibarra pero su disparo se fue por un costado. 

La respuesta fue rápida por parte de los Rayos: Roberto Alvarado ingresó al área pero fue frenado por Paul Aguilar, el silbante determinó tiro libre para la visita y al cobro el esférico pasó por arriba del travesaño. Necaxa realizó varios toques en el medio campo pero en un descuido les robaron el balón, Silvio Romero recibió un centro al que Barovero salió oportunamente para cortar la acción. 

América necesitaba tener más acción de juego y una mejor conexión en los pases, algo que le faltó en el juego contra Chivas. Esta fórmula comenzó a verse con aproximaciones al área, una de ellas de Renato Ibarra que se fue por un costado. Al 18' Daniel Álvarez se envalentonó con un tiro de media distancia que pasó cerca del poste derecho de Marchesín. 

América siguió buscando la forma de hacer daño: al minuto 21 un pase al área encontró a Miguel Samudio que sacó un disparo a las redes de Barovero pero el jugador estaba en fuera de lugar. Cuatro minutos más tarde fue Matheus Uribe quien se animó con un disparo desde fuera del área que se fue por arriba. Una vez más, las Águilas estaban llegando pero la precisión no fue su mejor aliada. 

 

Las opciones a balón parado fueron las de mayor emoción pasada la media hora. En un tiro libre a favor de los Rayos, Miguel Ponce fue al cobro pero Edson Àlvarez apareció para desviar a tiro de esquina que a la postre no tuvo mayor éxito.

Con un semblante de preocupación y desesperación, el Piojo comenzó a mandar indicaciones, fue así como llegó la más clara ocasión de América: al 35' Renato Ibarra la puso en el área, tras una serie de rebotes ni Romero ni Cecilio Domínguez pudieron enviarla al fondo de las redes.

Al filo del final, parecía llegar el gol para los de casa: Paul Aguilar recibió un pase al área y al enfilarse a la puerta de Barovero, Daniel Álvarez hizo contacto con él lo que provocó una caída posterior; la afición pidió penal pero el silbante Luis Enrique Santander omitió la acción y continuó con el juego. 

NI ORIBE NI DARWIN, LUIS PÉREZ

Iniciada la segunda parte, el panorama para América no pintaba bien: un choque de cabezas entre Luis Pérez y Aguilar parecía ser de peligro; sin embargo, eso les abrió el camino en el área rival pues en los minutos posteriores tuvieron un par de acciones a balón parado para probar a Barovero y una más en solitario de Bruno Valdéz. 

América se fue al abordaje. Al 57' Alejandro Díaz intentó con un cabezazo que se fue por encima del arco; enseguida Renato Ibarra sacó un disparo que también salió por arriba. La falta de precisión obligó al Piojo a realizar cambios y al 58' le dio entrada a Darwin Quintero en lugar de Silvio Romero, esto para refrescar, dar  profundidad a las llegadas y concretar frente al arco. 

 Las oportunidades seguían siendo para el cuadro local: primero fue Cecilio Domínguez que buscó el arco de Barovero con un tiro de media distancia y en una gran atajada el arquero salvó su arco; después Díaz remató dentro del área pero el balón fue desviado. 

Al minuto 71 vino la respuesta de Necaxa con un tiro centro de Miguel Ponce que la defensa azulcrema envió a tiro de esquina. La visita otra vez comenzó a complicar a América. El Piojo pedía el gol. La confianza solo podía tenerla el eterno salvador de las Águilas: Oribe Peralta, quien ingresó al 72' en lugar de Renato Ibarra. 

En su primer movimiento, el técnico Ignacio Ambriz quería volcarse arriba y para eso ingresó a su revulsivo al 75' Jesús Isijara en lugar de Alvarado. El cambio surtió efecto a los cuatro minutos: el jugador atacó la banda izquierda de América, aprovechó un descuido total de la zaga azulcrema que dejó espacios abiertos y centró para Luis Pérez quien con un clavado cabeceó a puerta vacía para poner el definitivo 0-1 al 79'. Hubo búsquedas de América pero todo se quedó en eso. 

Los de Coapa visitarán a Monterrey el próximo sábado en un choque directo por el liderato; aunque los de la Sultana del Norte perdieron el invicto tienen el partido pendiente contra Santos que le garantizaría tres unidades extras. Mientras que Necaxa recibirá a Lobos BUAP para seguir escalando posiciones e instalarse en la Fiesta Grande.