"El miedo a las barras se convierte en respeto" Alatorre

El defensa de Leones Negros compara lo que vio en las barras sudamericanas cuando jugó Copa Libertadores con lo que hoy pasa en México.


Guadalajara

Hace cuatro años los Estudiantes Tecos encararon la justa continental más importante a nivel de clubes, la Copa Libertadores. En ese equipo se encontraba el hoy defensor de la Universidad de Guadalajara, Marcelo Alatorre, quien recuerda lo que observó en al jugar en Sudamérica, lugar que fue escuela para los grupos de animación mexicanos. Con lo último que acontece en nuestro país en este tema, ya no ve tan lejana llegar a una situación similar.

El central comenta que a pesar de lo que está pasando en nuestro país, no se ha llegado a lo que se vive en el sur del continente; pues allá al hincha se le tiene miedo, a tal grado que se convierte en respeto. Jugar en ese ambiente más que sentir el apoyo en contra es temor de que pase algo extremo dijo.

“Estando allá si te da un poco de pánico que llegue a pasar algo o sea algo extremo el meterse, claro que a los hinchas de allá si se les tiene respeto o temor. Dentro de la cancha te tienes que meter a lo tuyo. Pero claro, un ambiente así, si te da miedo con gente que está muy metida, muy fanáticos.

“Acá estábamos más acostumbrado más a lo familiar, últimamente las barras de Chivas y Atlas las hemos visto más allegado a las barras de Sudamérica”.

Marcelo manifestó que la forma en la que algunas barras apoyan en México si hacen sentir ese apoyo, y antes de tomar la medida de erradicarlas del futbol nacional, considera que debe haber estrategias de seguridad más eficaces con mayor número de policías.

"En México si (se siente el apoyo) aunque no estamos muy lejos de las situaciones de allá.

“Que haya la seguridad correspondiente. En lo que pasó el sábado a mi punto de vista eran muy pocos policías; que lo hagan como en Sudamérica, que a las barras las tienen bien resguardadas”.

Como jugador mencionó que a veces se la piensa en llevar a su familia a verlo disputar un partido y resaltó que afortunadamente, en Leones Negros no hay una barra y el ambiente que percibe es muy sano. 

Con información de Miguel Rodríguez