La maldición de los gana nada

Con sus clubes se han casado de conquistar títulos individuales y colectivos, mismos que los sitúan en la élite el balompié internacional, situación que no han podido reflejar con su selección

Messi, Cristiano Ronaldo y Rooney
Messi, Cristiano Ronaldo y Rooney (AFP / Reuters)

Ciudad de México

Lionel Messi es claro reflejo de que ganar todo con su club no significa tener el mismo éxito con su selección. Un futbolista catalogado ya como el mejor de todos los tiempos no solo por sus cinco Balones de Oro, sino por lo que en cada partido con la casaca del Barcelona refleja dentro del terreno de juego, pero que, como sucedió ayer en la Final de la Copa América Centenario mantiene una malaria de no ganar nada cuando representa a su país.

Como 'La Pulga', hay otros jugadores que pese a ser referentes de los clubes que han defendido, nunca pudieron conquistar algo importante al servicio de su representativo nacional.

Zlatan Ibrahimovic

El sueco de 34 años dio por terminada su carrera con su selección tras la eliminación sufrida en la fase de grupos de la presente Eurocopa.

Zlatan, actual campeón de la Ligue 1 de Francia, ha ganado más de 20 títulos entre los clubes que ha defendido, pero que, con Suecia, nunca pudo trascender; dos Octavos de Final en Mundiales y unos cuartos de Final en la Eurocopa del 2004, fue lo más cercano al éxito que obtuvo con los suecos.

Cristiano Ronaldo / Figo

El portugués es flamante campeón de la Champions League con el Real Madrid, logro que previamente había ya conseguido con los merengues y con el Manchester United, clubes con los que el portugués ha trabajado durante casi toda su carrera como profesional, y cuyas actuaciones le han valido ser galardonado en tres ocasiones como el Balón de Oro.

Su compatriota Luis Figo tampoco desentonó cuando fue requerido por el Barcelona, el Real Madrid y el Inter de Milán, con quienes conquistó cerca de 20 títulos en diferentes competiciones.

El problema llegó cuando ambos representaron a Portugal, donde a pesar de aportar su calidad y experiencia, nunca pudieron conseguir algo importante, siendo el subcampeonato de la Euro 2004 lo más cercano a la gloria que ambos compartieron. CR7 sigue peleando en Francia 2016 por quitarse la malaria.

David Beckham / Wayne Rooney

Rooney (vigente) y Beckham son íconos de la historia del Manchester United, club al cual han defendido a capa y espada en la Liga Inglesa y con el cual conquistaron cinco y seis Premier League, respectivamente.

Ambos saben lo que es conquistar una Champions League al haber levantado La Orejona en sus respectivas etapas, Rooney, en 2007, frente al Chelsea, y David, ante el Bayern Munich, en el 99.

Igual que los casos ya mencionados, todo este baño de gloria se reduce a nada cuando de selección nacional hablamos, pues en sus diversas participaciones en Copas del Mundo, así como en Eurocopa, ninguno pudo ganar algo trascendente.

Gareth Bale / Ryan Giggs

Estos dos galeses son polos opuestos en cuanto al tiempo que les tocó representar a su selección se refiere. El ex jugador del Manchester United es ya una leyenda de dicho club al haber jugado prácticamente toda su carrera ahí. 36 títulos lo vuelven el jugador más laureado del futbol inglés y de los Red Devils.

Bale, por su parte, tuvo que emigrar al Real Madrid para poder conquistar algo a nivel de clubes donde lleva ya dos Champions League y una Copa del Rey, además de un Mundial de Clubes conquistado en el 2014.

Gales es una selección en ascenso que, si bien nunca ha disputado una Copa del Mundo, hoy por hoy prueban las mieles del éxito en la Eurocopa, donde ya están instalados en los Cuartos de Final en su primera aparición. Gozo que solo ha disfrutado el 'Expreso de Cardiff' pues los tiempos de Giggs no fueron tan benévolos.