Los Lobos caen contra Necaxa y tienen un pie en el descenso

Los licántropos cayeron por la mínima diferencia contra los Rayos, lo que dificulta su permanencia en el máximo circuito del futbol mexicano

Puebla, México

Un cuadro sin idea ni aspiraciones, fue lo que presentó Lobos BUAP en su duelo ante los Rayos del Necaxa, que se adjudicó el triunfo por la mínima diferencia para alargar a nueve sus cotejos sin perder. Los de Aguascalientes jugaron 75 minutos con diez hombres sobre el terreno de juego.

Lo anterior en encuentro correspondiente a la jornada 17 del Torneo Clausura 2018, que tuvo como escenario el estadio Universitario, que no presentó el lleno que se esperaba luego de que se distribuyeron de forma gratuita todas las localidades.

Inoperantes se mostraron ambas oncenas en la primera mitad, especialmente por el semilento ritmo que le impusieron a las acciones.

Entendible en el caso de los Rayos por la expulsión que sufriera Luis Felipe Gallegos al minuto 15, lo que dejó a los visitantes en inferioridad numérica.

En el caso de la manada, contrario a lo que ejecutaban anteriormente, ahora ninguna variante presentó en ofensiva. Un ataque chato, lento y muy previsible fue lo que mandó al terreno de juego su aprendiz de timonel, Daniel Alcántar.

Poco, pero muy poco, hubo para contar de ese lapso, más que fue muy ríspida la disputa del balón y que marcador se mantuvo inmaculado.

En el complemento, los actuales monarcas del Torneo de Copa tiraron más sus líneas al ataque.

Paulatinamente los hidrorayos empezaron a tomar las acciones del cotejo y eso les permitió pisar el área rival.

Así al minuto 68, una jugada polémica anuló una anotación del paraguayo Carlos González por una supuesta falta sobre el portero Francisco Canales.

A la siguiente jugada, los visitantes volvieron a poner en predicamentos a Canales. Esto tras una melé que finalizó luego de que González voló un disparo dentro del área.

La presión que ejercieron los visitantes trajo como respuesta la inclusión de su goleador, quien por cuestiones tácticas quedó en la banca, Julián Quiñones, que por momentos hizo que sus compañeros intentaran algo más atrevido.

Pero de poco les sirvió, porque al minuto 78 Roberto Carlos Alvarado abrió el marcador.

La jugada inició por el costado derecho con un pase al centro, donde el receptor filtró al área por la derecha, para que Alvarado rematara a la red.

Ni la anotación hizo que los Licántropos reaccionaran, quienes desde la llegada al banquillo del "Borita" Alcántara abusaron del pase lateral, lo que facilitó que un incompleto Necaxa se apoderara del esférico.

Al 87, Barragán estuvo a punto de firmar el segundo en la frente con un potente disparo desde la zona central afuera del área, pero Canales a una mano mandó a tiro de esquina.