La Liga MX y sus entrenadores reciclados

Técnicos salen de un equipo, por malos resultados o 'común acuerdo', y otra institución de la categoría los contrata casi de inmediato, tendencia de los últimos años en el futbol mexicano

Pablo Marini, técnico de Veracruz
Pablo Marini durante el partido en el Azteca (Mexsport)

Ciudad de México

En los últimos años, equipos del futbol mexicano han optado por repatriar o retomar a directores técnicos cesados en un torneo, en lugar de apostar por nuevas caras.

Los directivos, en la mayoría de los casos, toman esta determinación a manera de 'bomberazo', como en el reciente caso del Veracruz, que contrató a Pablo Marini, ex estratega del Puebla en el Clausura 2016, y que llegará como reemplazo de Carlos Reinoso, despedido en el mismo certamen, con la esperanza de que los saque a flote a partir del Apertura 2016.

A continuación los casos más recientes:

Profe Cruz

José Guadalupe relevó al colombiano Luis Fernando Suárez en el Pez, aunque de poco sirvió porque el equipo regresó al Ascenso MX; sin embargo, ni bien finalizó la campaña regular y Atlas los fichó para la siguiente temporada, después de la tormentosa salida de Gustavo Costas. Reciclaje exprés del Profe, quien tendrá la consigna de dar, al menos, esperanza de pelear una Liguilla de cara al Centenario de la institución

Tuca 

Ricardo Ferretti ha vivido tres etapas con el cuadro de la Universidad de Nuevo León. La primera, del 2000 al 2003; la segunda, en el 2006; y la última, que vive actualmente, donde ya consiguió el título del Apertura 2015 frente a los Pumas en Ciudad Universitaria.

Durante su primera etapa, Ferretti logró conformar un equipo regular que calificaba a las Liguillas y mostraba un buen futbol; su mayor logro fue en el invierno 2001, cuando Tigres obtuvo el subcampeonato al perder la final frente a Pachuca. Para su segunda etapa, el trabajo de Tuca no logró desarrollarse, Ferretti estuvo al frente tan sólo un torneo con pésimos resultados y la eliminación en octavos de final en la Copa Libertadores.

Para el 2010, un cambio de directivos en el cuadro felino trajo consigo el regreso de Ricardo, y el primer objetivo, que era alejarse por completo del descenso, se logró en la primera temporada. Enseguida, vino para Tigres una de las mejores etapas de su historia, en la que se logró el tercer campeonato, en el Apertura 2011, además de clasificarse nuevamente a Copa Libertadores y CONCACAF liga de Campeones, torneos internacionales en los que se acusó al Tuca de tirarlos por disputarlos con jóvenes.

Memo 

Guillermo Vázquez inició su carrera como técnico al frente de Universidad. El aprendiz de Ferretti dirigió en su primera etapa del 2010 al 2012, años en los que logró el último campeonato puma frente Morelia, además de ser responsable de la última temporada con un futbol regular en los universitarios.

Su salida de Pumas, en 2012, marcó un detonante para una época llena de fracasos en Universidad, un desfile de técnicos y directivos que mataron el espíritu, hundieron al cuadro del Pedregal en una crisis donde la falta de ideas futbolísticas era muy evidente.

Es por eso que en el Apertura 2014, el último campeón, regresó para salvar la causa universitaria que, hasta el momento, ha mostrado una mejoría. El equipo cayó en el Apertura 2015 en la Final cardiaca contra Tigres en CU, y está por disputar los cuartos de final de la Copa Libertadores frente al Independiente del Valle ecuatoriano.

Meza 

Cruz Azul, Pachuca y Toluca son cuadros a los que Enrique va y viene, kilometraje en Primera que incluye pelea por títulos hasta la lucha por el no descenso, su caso ahora con Monarcas, equipo al que regresó casi 20 años después de que lo salvó precisamente de la liga de plata, en aquella campaña de la 95-96.

A pesar de que tomó al club en el último lugar de la tabla porcentual, en mayo de 2015, aseguró la categoría sobre Dorados, incluida una lucha codo a codo con Chivas, se coló a la Liguilla del Clausura 2016, donde cayó en los cuartos ante el León.

Chelis 

José Luis Sánchez Solá llegó al equipo de La Franja como un auténtico desconocido; sin embargo, fue uno de los personajes más emblemáticos del club. El primer logro del Chelis fue en el Clausura 2007, torneo en el que Puebla regresó a la Primera División.

Con su llegada, Puebla mantuvo la categoría y, durante su estancia con los camoteros, de 2006 a 2010, con otra etapa en 2014, logró contagiar a los jugadores de un espíritu luchador que los sacó a flote en muchas ocasiones.

Con la salida del Chelis, el espíritu de Puebla poco a poco se fue mermando, hasta desencadenar el desfile de técnicos: Héctor Eugui, Sergio Bueno, Juan Carlos Osorio, actual estratega del Tricolor; Daniel Bartolotta, Manuel Lapuente, Rubén Omar Romano; Daniel Guzmán, José Guadalupe Cruz y Pablo Marini.

Chepo 

Equipo con graves problemas para anotar y ganar, problemas con los directivos y que ha vivido ya hace varios años un desfile de técnicos y directores deportivos.

El problema de Guadalajara llegó a tal que se mantuvo hasta en el último lugar de la porcentual en algún punto del año futbolístico, aunque vivió una campaña paliativa, de la mano de Matías Almeyda, con la clasificación a la Liguilla del C16, donde América lo eliminó en los cuartos de final en el Azteca, crisis que se acrecentó previamente con la segunda etapa de José Manuel de la Torre, del 2014 al 2015, donde Jorge Vergara rompió incluso con su hermano, Néstor de la Torre, con quienes se enganchó en dimes y diretes. La puerta se cerró en el chiverío para los De la Torre.

Aunque en la primera ocasión de Chepo al frente del Rebaño, del 2006 al 2007, se logró una corona de Primera División.