Las revanchas, espectáculo sólo para unos cuantos

Miles de asistentes se frustraron cuando no pudieron ingresar al partido de leyendas del Tri y de la Mannschaft


Muchos aficionados no pudieron ingresar al Zócalo para ver el partido de leyendas 'Las Revanchas'
Muchos aficionados no pudieron ingresar al Zócalo para ver el partido de leyendas 'Las Revanchas' (Jorge García )

Ciudad de México

Bajo un cielo completamente aplomado, acompañado del viento, del frío y de la lluvia, miles de fanáticos se dieron cita para presenciar el duelo entre leyendas de México y Alemania sobre el Zócalo de la CdMx.

Fue al rededor de las 9:30 horas cuando el público comenzó a ingresar a la plaza de la Constitución para ser testigos del encuentro entre el Tri y la Mannschaft, no obstante sólo unos cuantos tuvieron el privilegio de ingresar al partido.

TE RECOMENDAMOS: Caos alrededor del Zócalo durante partido de leyendas

A los pocos minutos, los accesos de las calles 20 de noviembre, Pino Suárez, 16 de septiembre, 5 de mayo y Madero fueron cerrados para poder "controlar el flujo de gente", según las palabras de varios elementos de Seguridad Pública que acordonaron las vialidades.

Tras esto, la gente que aún llegaba andaba por dichas calles y trataba de ingresar al Zócalo, comenzó a juntarse en frente de las barras de metal colocadas para impedir el acceso de más gente; en respuesta, los asistentes comenzaron a forcejear con las barricadas y a amenazar con un posible "portazo".

"Llevo desde las 5:30 de la mañana aquí y se me hace una chingadera lo que estos güeyes están haciendo... Hijos de la chingada", fue el sentimiento de una aficionada, que junto a su familia, llevaba varias horas esperando ingresar a la plancha capitalina.

Minutos después, la multitud comenzó a enardecerse más con la policía, lanzando objetos a los elementos de seguridad, además de insultarlos durante un lapso cercano a los 15 minutos.

Comenzado el partido, y al ver truncada su iniciativa de ingresar, los fanáticos comenzaron a retirarse del lugar, mientras que otros optaron por presenciar el partido desde las pantallas gigantes.

Pasada la media hora de arrancado el duelo de leyendas entre México y Alemania, los dispositivos fueron abriendo paulatinamente la circulación de vehículos sobre algunas vialidades cercanas al Zócalo.