La radiografía de los finalistas de la Segunda División

Irapuato y Tlaxcala se medirán en la Final de la Segunda División de la Liga Premier; aquí te presentamos un perfil de ambos equipos, quienes buscan su boleto al Ascenso MX

Irapuato y Tlaxcala se medirán en la Final de la Segunda División
Irapuato y Tlaxcala se medirán en la Final de la Segunda División (Fotos tomadas de: @fcirapuato y @CoyotesDeTlaxcalaF.C.Oficial)

Ciudad de México

Irapuato y Tlaxcala estarán disputando la Final del Clausura 2017 de la Segunda División Liga Premier; en caso de que ganen los coyotes subirían automáticamente al Ascenso MX, ya que fueron los campeones del torneo anterior; en el caso opuesto, se estarían enfrentando nuevamente estos dos equipos por el pase a la Liga MX.

Los de Guanajuato tomarán revancha de la Final pasada, donde cayeron ante Tlaxcala, quitándole la oportunidad de obtener el medio boleto al circuito de plata.

Tlaxcala

El equipo de los Coyotes se fundó en el 2014, cuando los Reales de Zacatecas y el recién ascendido Tuzos Pachuca mudaron su franquicia a Tlaxcala, para formar el equipo que lleva el nombre de ese estado.

Desde ese entonces, Tlaxcala FC forma parte de Grupo Pachuca; la administración del equipo está a cargo de Andrés Fassi, vicepresidente de los Tuzos.

Los Coyotes han destacado en la Segunda División Liga Premier, pues desde su llegada a esta categoría han calificado siempre a la liguilla, siendo la más destacada en el Apertura 2016, pues salieron campeones tras derrotar a Irapuato.

Durante la Final del certamen anterior, destacó la participación del portero Sebastián Fassi, vicepresidente del Club Pachuca.

Actualmente, Tlaxcala está disputando su segunda final ante los freseros, que de salir campeones en este Clausura 2017, subirían automáticamente al Ascenso MX.

El club de los Coyotes juega en el Estadio Tlahuicole, que tiene una capacidad para 12 mil espectadores.

Irapuato

Irapuato, un viejo conocido del futbol mexicano, que fundó la Segunda División (hoy, Ascenso MX), desapareció su franquicia original, al ser parte de la compra de equipos que se da en el futbol mexicano, pues al tener su sede en Veracruz, por cuestiones administrativas, con el ascenso de los Tiburones, tuvieron que cambiar de casa a Tuxtla Gutiérrez, donde el equipo cambió de nombre a Jaguares.

El club fundado en 1911, ha tenido participación en la Primera División; sin embargo, ha sufrido descensos (1971-1972, 1990-1991), así como su primera desaparición en el 2001.

La franquicia reapareció un año más tarde, Querétaro de la Primer A (Ascenso MX) se muda de ciudad, para llamarse Real Irapuato. Sin embargo, el club no duró mucho en el balompié nacional, ya que tras la baja respuesta de su afición, el entonces duelo anunciaba que la franquicia se trasladaría a Colima, pero la FMF le informó que la liga se reduciría, por lo cual, los freseros y Querétaro desaparecerían.

Nuevamente en el Apertura 2005, regresaría la franquicia, pues Mérida FC cambió de sede a la ciudad de Guanajuato, donde un torneo más tarde tuvo su primer descenso a la Segunda División.

Para el 2010, comprarían a Pachuca, recién ascendido de la Segunda División, pero por los adeudos que tenía el club con la FMF, desaparecería nuevamente, ya que su única esperanza era que los Gallos Blancos ocuparán la plaza de 'La Trinca', pero no fue así, ya que el club se unió a Jaguares y ocuparon la plaza en Zacatepec.

Para el 2015, la franquicia de Irapuato se mudó hacia Los Mochis, Sinaloa, donde actualmente se llaman Murciélagos. A pesar de ello, un empresario no dejó a Irapuato sin futbol, ya que hizo una filial de Celaya con el nombre del equipo guanajuatense y ahora pelea un sitio para poder estar en la antesala de la Liga MX.

La Trinca fresera tiene nuevamente una revancha con su historia, ya que de vencer a Tlaxcala, jugaría nuevamente con ellos para conocer al próximo invitado del Ascenso MX.