Árbitros 2-0 FMF; la batalla del arbitraje

Al igual que Edgardo Codesal, Héctor González Iñárritu dejó la Comisión de Arbitraje debido a las presiones de los silbantes, con quienes no pudo recuperar la relación después del paro arbitral en el Clausura 2017

Roberto García Orozco y Héctor González Iñárritu
Roberto García Orozco y Héctor González Iñárritu (Mexsport)

Ciudad de México

Ante las presiones de los árbitros, Héctor González Iñárritu dejó la vía libre para que Arturo Brizio tomara las riendas de la Comisión de Arbitraje en el futbol mexicano.

González Iñárritu se convierte en el segundo dirigente que deja la institución en lo que va del 2017, luego de que a inicios de año, Edgardo Codesal renunció como director del área técnica, el mismo puesto que consiguió en noviembre de 2015 gracias a un grupo de silbantes que pidieron su llegada al arbitraje federado.

Este grupo de árbitros con gafete FIFA, entre los que se encuentran Francisco Chacón, Roberto García Orozco y el asistente José Luis Camargo, entre otros, se reunieron precisamente con González Iñárritu para conseguir la destitución. Los motivos, aseguró Codesal, fueron el desacuerdo con el trabajo de Codesal, así como el miedo a perder terreno ante nazarenos más jóvenes.

Si bien Héctor González Iñárritu había descartado que existieran ‘cúpulas’ en el arbitraje mexicano –es decir, un grupo que tomara decisiones importantes por encima de la misma Comisión de Arbitraje-, su eventual salida inició desde las sanciones a Enrique Triverio y Pablo Aguilar durante sus partidos en Copa MX.

Cuando ambos jugadores fueron suspendidos por ocho y diez partidos, respectivamente, tras agresiones al cuerpo arbitral, los silbantes consideraron “poco ejemplares” los castigos, razón por la cual suspendieron actividades en la Jornada 10 del torneo Clausura 2017.

Este paro arbitral fue un reflejo del rompimiento entre el gremio y González Iñárritu. La Asociación Mexicana de Árbitros (AMA) informó en un comunicado que el mismo dirigente de la Comisión ya estaba advertido que tomarían esta medida ante los castigos que recibieron los futbolistas. Sin embargo, el director de la Comisión de Arbitraje no hizo nada para evitarlo.

Si bien los jugadores fueron suspendidos un año y la actividad de la Liga MX se reanudó, Triverio y Aguilar acudieron ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo, quien redujo de nueva cuenta los castigos. A pesar de que la AMA respetó el veredicto final del tribunal, lamentaron que Héctor González Iñárritu no defendió los intereses del cuerpo arbitral ante agresiones.

Las consecuencias se reflejaron y la salida de Héctor se veía inminente. El directivo no fue invitado a la Convención Anual de Árbitros en Acapulco, suceso inédito en 43 ediciones de la reunión.

Sin embargo, esta ‘bomba’ contra González Iñárritu no explotó sino hasta la Reunión Anual del Futbol Mexicano, cuando sonó con fuerza que la AMA no pitaría en el arranque del Apertura 2017 si Héctor González Iñárritu continuaba en frente de la Comisión de Arbitraje. Si bien el organismo aseguró que si laborarían “con o sin él”, reiteraron su deseo porque alguien más los representara en la Comisión por “alguien con conocimiento del gremio y de nuestros intereses”.