“Me gusta ser ofensivo”: Trino

Como apasionado al futbol, José Trinidad Camacho asocia su personalidad con el sistema de juego que más le gusta; presenta su obra "El Mundial de Trino".

Ciudad de México

José Trinidad Camacho Orozco, mejor conocido como Trino, no oculta su pasión por el futbol. Por eso, cuándo se le cuestiona la principal motivación para realizar su libro El Mundial de Trino, el afamado caricaturista no duda en responder: “yo siempre había querido hacer un libro sobre lo que más me apasiona, que es el futbol; sin embargo, no es un libro que solo sea para especialistas, sino para las señoras que no entienden el futbol, para los hombres a los que les vale el futbol, también para los conocedores, es decir, va para todo mundo”.

Asociado más al ámbito político que deportivo, Trino tiene muy claros sus conceptos sobre el deporte que gusta y disfruta, por eso reconoce mucha semejanza entre su personalidad con el estilo de jugo que más le agrada: aquel que busca la portería rival, ofreciendo un buen espectáculo.

“Me gusta más ser ofensivo, sin que eso signifique ofender a las personas, y me gusta ir al ataque, eso significa abrir el juego, ‘aquí estoy y vámonos a lo que sigue’, tratar de anotar goles, que tratar de estar a la defensiva. Eso se me figura que, en general los políticos, cuando tú les cuestionas nos marean y están a la defensiva, pero a mí no me gusta que sea así”.

Es más, el humorista se declara seguidor de César Luis Menotti, quien como entrenador ganó la Copa del Mundo de 1978 con Argentina, así como de Ricardo La Volpe, entrenador de la selección mexicana en el Mundial de 2006.

“Mi estilo de vida y mi estilo de ver el futbol es totalmente espectáculo. Soy un Menottista, Guardiolista y mira, el Piojo Herrera es de la escuela de La Volpe, y también soy Lavolpista porque él es de la escuela de Menotti”.

En su obra, Trino retrata situaciones actuales que hay en el futbol como la mercadotecnia, el uso de las redes sociales, además de algunos elementos tradicionales que envuelven a este deporte, como la animadversión hacia los árbitros o los estereotipos de algunas selecciones nacionales. También  hace mezcla de personajes famosos que no necesariamente son futbolistas como Batman, el Llanero Solitario, James Bond, el Chavo del Ocho, entre otros; eso sí, imprimiéndole su dosis de humor negro e irónico que lo caracteriza. 

EL FUTBOL, UN REFLEJO SOCIAL DE MÉXICO

Desde niño, José Trinidad Camacho le va al Atlas y sigue de cerca lo que acontece en el balompié mexicano, por eso le duele lo sucedido el sábado pasado, después del clásico tapatío, cuando seguidores de Chivas agredieron a policías.

“El futbol es un reflejo social de cómo estamos, lo pudimos comprobar en el clásico tapatío; en general, yo estoy en contra de la violencia, y he visto cómo los policías se ensañan con los jóvenes, pero lo que pasó el sábado es inconcebible, también no se vale pegarle a un policía, porque es un ser humano, y es un reflejo de la insatisfacción social por muchos factores, es un reflejo de la frustración”.

Así es Trino, fiel a un estilo que le ha dado un lugar entre los caricaturistas más importantes de la prensa mexicana y, por supuesto, para el futbol también tiene una opinión reflejada en un cartón. 

SIN BUENOS AUGURIOS

Sobre el papel que pueda tener la selección mexicana en el Mundial de Brasil, Trino no tiene grandes esperanzas.

“No soy especialista, pero soy realista y como le voy al Atlas, creo que soy más realista que todos. Brasil nos va a poner una goliza, vamos a perder contra Croacia y contra Camerún a lo mejor empatamos, ahí se van a quedar las esperanzas de México y de ahí viene la debacle de la economía, porque ya nos habremos comprado la televisión en HD, ya nos ganaron todos y lo vimos en alta definición.

“Ahorita no hay puestos definidos. No sabemos si Ochoa el portero, si es Corona, por eso digo: ‘a ver, contra Croacia que son bien bravos hay poner a Corona para que se agarren, contra Camerún a Ochoa para que tape todo y contra Brasil, pues hay que poner a los dos”. 

LOS CONCEPTOS PAMBOLEROS DE TRINO

EL PIOJO HERRERA: “Tengo la esperanza en el Piojo, porque es un buen motivador, no es un buen táctico, pero sí un buen motivador; ojalá lleve buenos asesores tácticos. Me cae bien el Piojo porque es un apasionado, le deseo mucha suerte. Un personaje como él para un caricaturista político es como tener a Vicente Fox, porque hay mucha tela de donde cortar, son uno de esos personajes que gozas muchísimo; sí le pediría que baje de peso, porque con tanta presión no le vaya a dar un infarto”.

EL MEJOR TRICOLOR: “Para mí ha sido el que jugó en la Confederaciones 2005, porque jugamos como Dioses, tenía muchas esperanzas que llegara una nueva mentalidad, pero después volvimos a retroceder”.

JUGADORES Y MARKETING: “A Cristiano y Beckham, como jugadores los admiro, pero la mercadotecnia  los ha hecho odiosos, a Mourinho lo detesto. Les agarro tirria a esos jugadores que son marketing, por ejemplo, David Beckham es un buen jugador, pero debería tener más mesura”.

EL ATLAS: “Mi papá me hizo que le fuera al Atlas, y ya no se puede ser de otro; si se va a la Segunda, yo lo seguiré a la Segunda; no tengo segundo equipo porque eso es falso, y no me caen bien los equipos poderosos como América y Chivas. Soy Atlas, de eso no hay duda”.

FUBOL MEXICANO: “Me decepciona mucho el futbol mexicano, estamos muy mal, yo no creo que debíamos tener dos campeonatos, pero con esta idea de hacer negocio está horrendo. Deberíamos tomar en cuenta el futbol europeo y como surgen sus campeones”.

‘EL MUNDIAL DE TRINO’

Autor: José Trinidad Camacho Orozco, Trino

Editorial: Tusquets Editores

Primera edición, marzo 2014

A la venta: iTunes y librerías

ACERCA DEL AUTOR:

José Trinidad Camacho Orozco, Trino

Fecha de Nacimiento: 20/agosto/1961

Lugar: Guadalajara, Jalisco

Premio Nacional de Periodismo en cartón político (2000)

Premio Pagés Llergo (2006)

Libros: El Santos y el Peyote en la Atlantida (1999)

Historias desconocidas de la Independencia y la Revolucipon (2010)

Historias sobre el fin del mundo y otras patrañas (2011)

El Santos vs. La Tetona Menzona. El desmadre detrás de la película (2012)

¡Viva la familia!...Pero bien lejos (2013)