Vázquez - Almeyda: Los polos opuestos

Guillermo Vázquez y Matías Almeyda personifican diametrales realidades desde los banquillos; este domingo se verán las caras en el Olímpico de CU y medirán sus conocimientos en el Pumas-Chivas, el duelo más esperado de la jornada

Memo Vázquez, analítico; Matías Almeyda, pura intensidad
Memo Vázquez, analítico; Matías Almeyda, pura intensidad (IMAGO7)

Ciudad de México

Los equipos son re­flejo del estilo de sus entrenadores. Mañana, Pumas y Chivas, diametralmente distintos, determinarán, un poco, sus futuras aspiraciones y desde sus áreas técnicas, los estrategas mostrarán sus argumentos y teorías para lograr un favorable resultado. El enfrentamiento promete derroche de recursos sobre el césped, entrega y determinación.

Memo Vázquez saldrá a buscar su sexta victoria consecutiva en Ciudad Universitaria, mientras que Guadalajara intentará conseguir su cuarto triunfo al hilo, luego de que la llegada del Pelado Almeyda revolucionara anímicamente al club. El partido se definirá en el terreno de juego; los timoneles asumirán el desenlace.

GUILLERMO VÁZQUEZ

¿Cómo dirige?

Guillermo Vázquez es un entrenador analítico, frío y calculador. Aunque fue discípulo de Ricardo Ferretti, su estilo en el campo es diferente al del Tuca, difícilmente le grita a sus jugadores y pierde los estribos con lo que pasa en el campo; trata de visualizar yerros propios y mejoras inmediatas para su escuadra y solo alza la voz cuando su estrategia no es seguida al pie de la letra.

Es mesurado y no le gusta que sus futbolistas se desboquen al frente. Dialoga constantemente con José Luis Salgado, su auxiliar desde hace años.

Su personalidad

Vázquez Herrera es un tipo introvertido, que no quiere los reflectores, ni dar declaraciones, y esto mismo refleja sobre la línea de cal que separa su área técnica de la cancha.

Viste, por lo regular, con jeans, zapatos causales, cómodos, y camisa fajada, pero durante el encuentro, sea cuál sea el resultado, acaba con la prenda fuera del cinturón, debido a su escasa paciencia. Usa reloj en la mano derecha y un par de brazaletes, pulseras, en la izquierda, siempre de colores distintos, nunca repite. Dicen que es cábala.

11 TORNEOS acumula Guillermo Vázquez como entrenador del máximo circuito nacional; suma un título y fue con Pumas (2011).

Prensa y afición

Memo solo comparece en conferencia de prensa luego de un encuentro. Al estratega auriazul no le agrada debatir con los representantes de los medios y es escueto en sus respuestas, evita la retroalimentación con los que no aprecian sus conceptos y así lo refleja su discurso.

Con los aficionados es atento, se detiene para una foto o una firma si los encuentra en su camino y éstos lo reconocen, pero tampoco es alguien que disfrute de la fama que le ha brindado su profesión, al contrario, trata en lo posible de evitar el contacto.

MATÍAS ALMEYDA

¿Cómo dirige?

Matías Almeyda es un jugador más para Chivas, así lo entiende el vestidor. Desde su banquillo da instrucciones y se pone de acuerdo con su plantilla para cumplir el cometido en cada duelo. El Pelado es intenso dirigiendo y lo demuestra con gesticulaciones, gritos y hasta saltos esporádicos, exagerados, todo depende de la situación; su repertorio teatral también demuestra satisfacciones desenfrenadas como el abrazo efusivo entre él y uno de sus auxiliares, luego de imponerse al América, en la cancha del Azteca.

6 GOLES ha marcado Chivas desde el arribo de Matías Almeyda al banquillo rojiblanco; el argentino tiene tres victorias.

Su personalidad

Almeyda es elegante en su vestido. De traje, zapatos y cinturón de cuero y camisa de alta costura, pero sin corbata, salta al terreno de juego para brindar sus conocimientos aprendidos en River Plate y Banfield, sus antiguos empleos. Utiliza reloj y tres anillos en la mano derecha, además de dejarse la cabellera larga, como cuando era jugador. Un look atípico para su oficio. El argentino es alguien que gusta de llevarse la atención de los fotógrafos previo y después de cada encuentro, así como las portadas en los diarios.

Prensa y afición

Matías habla largo y tendido en sus conferencias de prensa. Como buen sudamericano, gusta de platicar sobre estrategia y los futuros planteamientos de su equipo, por lo que las tertulias con los reporteros, por lo general, cumplen con algo más que el resto. Con los fanáticos rojiblancos que ha tenido contacto, el técnico es atento, los saluda con efusividad y accede de inmediato a una foto, una firma y un corto diálogo con los fans. Es sencillo en su trato y más aún si se trata de repartir autógrafos y dar entrevistas.