Caballero, artífice en Tapachula

El entrenador argentino mantiene a los Cafetaleros como uno de los líderes del Ascenso MX, con una plantilla limitada, pero con hambre por alcanzar mejores metas

Ciudad de México

Con una base de jugadores desechados de sus equipos en el máximo circuito, los Cafetaleros de Tapachula armaron su plantel antes del inicio del Torneo Clausura 2016. ¿El entrenador?... Un viejo conocido, Gabriel Caballero. El 'Eterno' armó su plantilla para estar ahí, peleando por un boleto a la Liguilla del certamen y la fase final de la Copa MX, pero nunca se imaginó que en apenas siete jornadas disputadas, compartiría la cima de la clasificación al lado de Leones Negros (con 18 puntos).

"Es un buen inicio de campeonato, acumulamos una buena racha de victorias seguidas, la afición nos ha apoyado en todo momento, y estamos contentos con todo esto; falta mucho, no podemos conformarnos con lo que hasta ahora hemos conseguido. Es muy importante. Necesitábamos empezar muy fuerte", relató el timonel vía telefónica.

Caballero Schiker tomó las riendas del cuadro chiapaneco a mediados del semestre anterior, pero fue hasta esta justa que tuvo oportunidad de modificar y reforzar distintas líneas de su escuadrón; al equipo llegaron bastiones como Joel Huiqui y Jehu Chiapas, tipos de calidad probada, pero sin espacio en Primera, y es que, en el Ascenso, Gabriel se ha enfrentado a un escenario repleto de carencias, pero va mejorando.

"Llegué el torneo pasado y la situación futbolística que me tocó enfrentar era la adversidad; había llegado a una Ciudad a la que le faltaban muchas herramientas al equipo, pero poco a poco se han ido dando estas situaciones a nuestro favor. La directiva es muy joven y con muchas ganas de sacar esto adelante; ahora, por partido de local, acuden más de 10 mil personas al estadio. Vamos en ascenso".

Pese a que fue figura en el Pachuca, a finales del 2012 Caballero tomó las riendas de los Tuzos, pero su aventura aquí fue breve, los resultados positivos no le acompañaron y la directiva le dio las gracias; Gabriel tomó la experiencia como un aliciente para seguir fogueándose y en Europa se preparó para un nuevo reto profesional. Hoy, los resultados son tangibles y él los resalta.

"La idea la mantengo, he empelado algunos conceptos distintos, pero la esencia de mis valores como técnico los mantengo. Ahora son más cabeza fría, más tranquilo, más consciente. Ahora trato de ser más cercano con mis jugadores, de ser más comunicativo con ellos, de tener lo que yo siempre deseaba como jugador, esa es la vía para que el plantel dé lo mejor de sí".

SON LÍDERES

Luego de siete jornadas en el CL16, los de Tapachula suman seis victorias y apenas una derrota; la diferencia de goles los mantiene como segundo lugar de la clasificación del Ascenso, solo detrás de UdeG y le da mérito a sus futbolistas, que pese a todo tipo de carencias, se han comportado a la altura de cualquier jugador de élite.

"Estoy al pendiente de cualquier detalle que se necesite, no me había tocado estar en el Ascenso, pero es una buena Liga, una competencia más complicada que incluso la Primera División; aquí te enfrentas a distintas carencias, a veces los campos no están del todo bien, hay muchas situaciones a las que no hay otra más que adaptarse. Ese es el doble mérito de mis jugadores".