Si el futbolista levanta la voz, lo amenazan: Jared Borgetti

El ex delantero de Santos Laguna desaprueba rotundamente la nueva regla 10/8, ya que cerrará aún más la puerta al talento nacional y esto se reflejará más adelante en la selección mexicana. 

Jared Borgetti
Jared Borgetti (Mexsport)

Guadalajara

Luego de las declaraciones de Rafael Márquez, quien aseguró que el futbolista mexicano no tiene voz ni voto ante la nueva regla 10/8, misma que abre la puerta a un número indefinido de extranjeros, el goleador histórico de la Selección Mexicana y Santos Laguna, Jared Borgetti, aseguró que será complicado que el gremio se una ante las amenazas constantes de los dueños, mismos que se unen para defender sus intereses como sucede con el Pacto de caballeros. 

“Es muy difícil que el futbolista mexicano se una porque los dueños terminan amenazando a los jugadores, esto no es nuevo, y si el pacto de caballeros aún persiste en México, aún cuando han venido los dirigentes de FIFA y han dicho que eso no debe de pasar y sigue pasando, acá hacen lo que quieren. Si los directivos se dan cuenta que algunos levantan la voz ya no los contratan y se acabó, ya no juegan, se les cierran las puertas porque todos están unidos para no darle trabajo”, expresó Borgetti en entrevista a La Afición. 

El ex delantero de Santos Laguna desaprueba rotundamente la nueva regla 10/8, ya que cerrará aún más la puerta al talento nacional y esto se reflejará más adelante en la selección mexicana. 

“Para mí es una regla malísima. Y no es que sienta que los extranjeros le están quitando oportunidades a los mexicanos, no va por ahí. Por qué en lugar de invertir en jugadores extranjeros no lo inviertes en tus jugadores de fuerzas básicas que los tienes desde 13 o 14 años, ellos tienen esa ilusión de llegar al primer equipo. ¿Quién va a sentir más la playera de ese club?, ¿al jugador que compran?, ¿o al jugador que viene desde fuerzas básicas?...por supuesto que el joven de fuerzas básicas que ha portado la camisa desde chico, la va a defender mejor, la identidad se gana con tiempo, estando en ese club, los jugadores que vienen vendrán porque les encanta el futbol y porque les pagarán más que en sus países. 

“No digo que todos los extranjeros son malos, hay muchos que han hecho bien las cosas, pero siento que nosotros mismos nos tapamos las oportunidades, después nos quejamos porque a la selección mexicana se le complica un pase al mundial, y luego dicen ‘el jugador mexicano no aprovecha su oportunidad’, pero ¿qué no aprovecha?, los puestos importantes de los equipos están ocupados por los extranjeros”, comentó. 

El oriundo de Culiacancito pide igualdad de oportunidades y paciencia para el futbolista mexicano como lo tienen con el foráneo. 

“Si al extranjero en un equipo no le va bien, para el siguiente torneo tiene cabida en otro equipo en México, pero a un joven mexicano que en el torneo no termina de encontrarse o hacer las cosas bien, al siguiente año le dan las gracias, pero ¿por qué al otro sí y al mexicano no?, porque al extranjero lo compraste. Hay que ser parejos en todo, nosotros somos los propios enemigos”.