Asumo el riesgo de no operarme: Bottinelli

El argentino decide arriesgarse al no ser operado, a pesar de que el cuerpo médico del equipo dictaminó que el zaguero 'esmeralda' necesita ser intervenido.

Jonathan Bottinelli, jugador del León.
Jonathan Bottinelli, jugador del León. (Mexsport)

León, Guanajuato

El diagnóstico del médico del club León es: operación. Jonathan Bottienlli apuesta por un método no invasivo, conoce los riesgos y los asume. Así se lo declaró hoy al programa de televisión La Afición.

"Los riesgos no tomo en cuenta eso, lo que tomo en cuenta es la opinión de varios profesionales, y trato de sacar la que yo creo que es mejor. No sé si al término de todo esto sea la indicada, estoy con la cabeza en eso y tratando de hacerlo lo mejor posible.

"Asumo, si fallo, estaré dos semanas - además de las tres que tendrá de rehabilitación – fuera de la cancha fuera de lo previsto. Pero vale la pena probar e intentar salvarme del quirófano”, comentó el zaguero verdiblanco.

Vía telefónica, Bottinelli comentó que desde el momento de la lesión, el sábado pasado, a la fecha se ha sentido cada vez mejor.

"Yo del día sábado, que tuve el episodio, al día que tuve hoy, me siento mucho mejor. Ya no rengueo al caminar, ya se está desinflamando casi en su totalidad la rodilla, le falta un poco porque todavía siento un poco hinchada, inflamada, pero yo veo que voy evolucionando", comentó.

El defensor central comentó también que no está cerrado a la posibilidad de la operación y que esa decisión de operarse se pudiera tomar de manera compartida entre él, el médico y la directiva.

Agregó que hasta este momento no ha tenido conversación alguna con los directivos para saber cuál es su sentir al respecto de su lesión.

"Calculo que será consensuada pero en ningún momento la directiva del León tanto Chuchín – Jesús Martínez Murguía – como su padre – Jesús Martínez Patiño – me han llamado y me han dicho que la decisión siempre es mía y que tienes todo mi apoyo, pero tampoco nos vamos a poner a discutir por esas cosas. Esperemos que todo salga bien y que evitemos eso y ya cuando llegue el momento lo veremos después cuál es la mejor decisión", comentó.

Bottinelli se manifestó preocupado por su situación contractual con el León, le queda contrato hasta mayo y quiere que el club haga válida la opción de compra, situación que se complicaría mucho si pierde participación con el equipo como lo sugiere una eventual operación que lo pudiera alejar hasta un mes.

Por lo pronto el futbolista trabaja en su rehabilitación con el kinesiólogo del club, Claudio Ferrer, y el viernes visitará a Luis Fossati en Guadalajara para trabajar en su clínica.