Atlas vence a Tigres en el 'Volcán'

Los dirigidos por Ricardo Ferretti desaprovecharon la localía al caer 1-0 ante el conjunto 'rojinegro'. Joffre Guerrón salió expulsado del partido.

 Joffre Guerron de Tigres y Edgar Castillo de Atlas.
Joffre Guerron de Tigres y Edgar Castillo de Atlas. (Mexsport)

Monterrey

Luis Genaro Castillo encontró a metros del marco la oportunidad de hacerse grande. Por el contrario, el juvenil de Tigres se achicó y desperdició la jugada que pudo haber cambiado el destino de un encuentro frío.

Minutos más tarde, el Atlas respondió y, con una genial combinación entre elementos de mayor rodaje, sacudió al Volcán. Edy Brambila se sacudió de la marca de José Rivas para conectar con la cabeza un centro exacto de Juan Pablo Rodríguez. El Zorro de Tomás Boy hizo añicos el regreso del Auri a Ciudad Universitaria.

Tigres intentó hacer olvidar a sus ausencias. Tuvo el esférico y lo trasladó como acostumbra. Se buscó acosar el marco que defendió Federico Vilar, se probó a portería, pero nunca hubo la puntería para batir al arquero rojinegro.

La Academia, por su parte, lucía cómoda cediendo la iniciativa al anfitrión. Mientras los de San Nicolás rodaban el balón, el visitante sólo esperaba, sabiendo que en una contra podrían matar.
Y así se fue repitiendo la historia conforme transcurrieron los minutos. Los de la UANL intentaban y los Rojinegros esperaban. La apuesta felina estuvo cerca de salirle a Ricardo Ferretti, pero nadie contó con que Castillo dejaría escapar la jugada más clara del encuentro.

Y fue cuando el Atlas sacó lo mejor de su repertorio. Con el 'Chato' Rodríguez y el paraguayo Luis Caballero ya en el campo, la visita armó una jugada perfecta. El guaraní dejó el balón para que el ex Santos lo mandara al corazón del área.

Brambila apareció como saeta y mandó guardar el balón, aprovechando que dejó atrás a su marcador, José Rivas.

La pesadilla tuvo final cuando Joffre Guerrón se fue expulsado por sus constantes reclamos al silbante Óscar Macías Romo.

Así, el Atlas hizo más gélida la noche en San Nicolás, en un inmueble que nunca estuvo lleno en las gradas.