La FIFA se desmarca del paro arbitral en México

Consultado por La Afición en relación al boicot de los nazarenos a la jornada 10 del Clausura 2017, el organismo rector contestó que es asunto exclusivo de la Federación Mexicana de Futbol

García Orozco, árbitro con gafete FIFA
García Orozco, árbitro con gafete FIFA (Mexsport)

Ciudad de México

El paro de árbitros mexicanos de la Primera División y la subsecuente suspensión de la Jornada 10 del Torneo Clausura 2017, que debía celebrarse en el reciente fin de semana, es un tema que le ha dado la vuelta al mundo, pero en el que la Federación Internacional de Futbol (FIFA) no intervendrá en tanto, como establecen de forma estricta sus estatutos, no exista la intromisión de autoridad o tribunal ajenos a los del propio organismo.

La Afición consultó vía email a Giovanni Marti, representante de medios de la FIFA, una postura del organismo en relación a los acontecimientos en el futbol mexicano, el paro de árbitros, de lo que se desprendió la aclaración: "The matter you mention is purely related to the Mexican Football Association. (El asunto que usted menciona es puramente relacionado con la Asociación Mexicana de Futbol)".

Un caso similar de paro, aunque de jugadores, fue el argentino, cuyo futbol volvió a la actividad recientemente; la FIFA no intervino en el conflicto por deuda de sueldos entre clubes, sindicato de futbolistas (FAA) y AFA sino hasta que se decidió que un comité local aprobaría la idoneidad de los candidatos a dirigir la Asociación del Futbol Argentino, lo que claramente viola lo previsto por el órgano de Zurich, por ser competencia exclusiva de la Conmebol. Sería tanto como si los árbitros mexicanos recurrieran a tribunales civiles.

Con el caso argentino como precedente inmediato –y guardando proporciones-, así como la aclaración del represente de medios de la FIFA, podemos tener la certeza de que la Femexfut, como cualquiera de los otros 210 agremiados del organismo, puede administrar sus tiempos y el conflicto mismo, según le convenga, mientras se mantenga –digamos- dentro de las fronteras de la "familia futbolística" y se resuelva ahí mismo.

Finalmente, Marti reitera que en el asunto mexicano, como en otros, por parte de la FIFA "nunca hacemos comentarios relacionados con problemas similares", por lo que no habrá más pronunciamientos, mientras el problema se mantenga en límites tolerables bajo la jurisdicción de la Femexfut.