Los cinco fiascos mexicanos en Europa

Aquí te mostramoa la lista de los jugadores mexicanos que emigraron al viejo continente pero su calidad no fue la esperada

Francisco Fonseca
Francisco Fonseca (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

Para todo futbolista profesional uno de sus máximas ilusiones es llegar al futbol europeo, pero para que eso suceda debe brillar en su liga local y llegar a selección, aunque no siempre sucede de esa forma y en ocasiones los representantes son los máximos culpables de que ciertos jugadores cumplan su sueño sin merecer esa oportunidad por completo.

La llegada de José Antonio 'Gringo' Castro al Real Oviedo en España nos llevó a realizar este recuento de los futbolistas mexicanos que han mudado de continente convirtiéndose en petardos de exportación.

Francisco 'Kikin' Fonseca

El 'Kikín', como es mayormente conocido en el balompié mexicano, debutó en La Piedad hace ya más de 10 años y en sus inicios no era un jugador tan ofensivo.

Después de dos años en la escuadra michoacana, Fonseca pasó a la escuadra de los Pumas de la UNAM, donde, sin duda, pasó los mejores años de su carrera futbolística en aquel bicampeonato conseguido bajo las órdenes de Hugo Sánchez.

Esas actuaciones lo llevaron al Cruz Azul en 2005, en lo que en su momento se convirtió en una de las transferencias más caras dentro del futbol mexicano. El buen momento del oriundo de León, lo catapultó a la selección dirigida por Ricardo La Volpe en el Mundial de Alemania 2006, donde tuvo una actuación destacable disputando los cuatro encuentros durante dicha competición, celebrando un gol en la derrota frente a Portugal por 2-1 del cuadro azteca.

Gracias a eso el 'Kikín' pudo cumplir el sueño de emigrar al futbol portugués, ya que el 27 de julio de 2006 Fonseca firmó un contrato de cuatro años con el Benfica, pero su rendimiento fue tan pobre que solo se mantuvo en el equipo durante una temporada, marcando 3 goles con el equipo. La afición portuguesa lo recuerda más por su carisma que por su cuota goleadora.

Miguel Layún

Layún ahora es un jugador sumamente cotizado por sus notables actuaciones con la casaca azulcrema y sus constantes llamados a últimas fechas con el Tri, pero también tuvo un pasado nefasto en el futbol europeo.

Miguel debutó con los Tiburones Rojos de Veracruz en el 2007 y acumuló un total de 31 partidos con la playera de los escualos sin anotar goles. Sorpresivamente salió de este club en 2009 y muy poca gente se esperaba el giro que daría su vida, ya que pasó de ser un jugador del montón a ser el fichaje más sonado en México en ese año ya que su transferencia por el Atalanta de la Serie A de Italia lo convirtió en el primer futbolista mexicano en la historia en jugar en dicha liga.

Lamentablemente, solo logró debutar en la Serie A, pero no llenó las expectativas de su fichaje y regresó tan solo después de 6 meses para increíblemente jugar con el América.

Omar Bravo

Las mejores actuaciones del mochiteco siempre se dieron con las Chivas, aunque en algunas ocasiones parecía que podía dar el salto al Viejo Continente, después de salir campeón con el Rebaño Sagrado en el 2006 tuvo problemas para renovar con el Guadalajara debido a su ilusión de emigrar, además de que en el Mundial de Alemania 2006 fue el azteca que más se lució durante el torneo al anotar dos goles en el debut frente a Irán, por lo que su nombre sonaba fuertemente en el mercado de fichajes.

Llegó el año 2008 y con ello se hizo oficial el traspaso de Omar al Deportivo La Coruña.

El ex jugador de Chivas firmó un contrato de tres años con el equipo español uniéndose a su compatriota Andrés Guardado.

Portó el número 9 en el Depor y anotó 3 goles, uno en la liga, y otros dos en la Copa del Rey contra el Elche y el Sevilla. Su incursión por el fútbol europeo terminó pronto ya que no cumplió con las altas expectativas que se tenían con su llegada por lo que medio año más tarde regresó a la liga azteca.

Pablo Barrera

Pablo es una de las últimas joyas de la cantera universitaria, su rendimiento en los Pumas lo llevó a disputar la Copa del Mundo y, sin duda alguna, el 2010 fue su año más importante en el plano profesional.

Sus actuaciones durante el Mundial, principalmente el partido contra Francia en el que provocó el penal que selló el triunfo de México contra los galos, pusieron alerta a los visores que se dieron cita en Sudáfrica.

Y la gran noticia llegó: el 9 de julio de 2010 fue fichado por el West Ham United de la Premier League por 3.5 millones de libras por dos años, con opción a ampliar el contrato por un año más. Después de tener actuaciones esporádicas con el equipo de Londres, con muy pocos minutos sumados, poco pudo hacer para no descender junto con su equipo a la Football League Championship

Parecía que la aventura terminaba, peo el 25 de agosto del 2011 se dio a conocer que West Ham prestó a Barrera al Real Zaragoza para la campaña 2011-2012. Lo que parecían excelentes noticias para Pablito ya que se reencontraría con Javier Aguirre, el técnico que lo llevó a Sudáfrica para mostrar sus aptitudes en el Mundial, se convirtió en la confirmación de que triunfar en el balompié europeo no es sencillo. En el Zaragoza sólo jugó 12 partidos y anotó un gol, a pesar de contar con el apoyo del 'Vasco', razón por la cual dejó Europa con poco que contar.

Carlos Ochoa

Carlos empezó su carrera como jugador con el Necaxa, pero saltó a la fama jugando para los Tigres UANL. Javier Aguirre sintió que mantenía una deuda con el atacante al relegarlo de la lista final de la selección nacional para el Mundial de Corea y Japón, en 2002, y buscó recompensarlo llevándolo al Osasuna tras la justa.

Su rendimiento fue tan pobre que solo le alcanzó para jugar tres partidos, para acumular la risible cantidad de 62 minutos con la escuadra de Pamplona. Dicha situación lo orilló a rescindir su contrato al que llegó cedido a cambio de 300 mil euros.