El famoso “me la pelan” de La Volpe

La historia del técnico argentino y su enfrentamiento con reporteros en Holanda, previo al Mundial del 2006

Ricardo La Volpe, entrenador de Chivas
Ricardo La Volpe, ex entrenador de Chivas (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

Eran los últimos días de mayo del 2006, Noordwijk, pueblito marinero ubicado a unos 40 minutos de Amsterdam, en Holanda, era la segunda parada de toda la caravana que seguíamos a la selección nacional en su gira de preparación previa al Mundial de Alemania.

Las tierras holandesas nos recibían tras una semana complicada entre Saint Etienne y París, en Francia, que tuvo su clímax en la derrota del Tri contra la escuadra gala, en Stade de France, en lo que fue el primer partido de preparación del equipo.

Ricardo Antonio La Volpe, entonces técnico de la selección, estaba preocupado, se le notaba a kilómetros. Y también odiaba un poco más a la prensa. En parte por las críticas y en parte porque no estaba de acuerdo con que tuvieran "marcación personal" de los 10 o 12 reporteros que realizamos el viaje durante toda la gira.

La Volpe padece de insomnio, todo lo mundo lo sabe. Y en Holanda, por las noches, se refugiaba en el bar del hotel de concentración del equipo para meditar. Fue en ese lugar donde, ya entrada la madrugada del 29 de mayo, le concedió una entrevista al reportero del diario Récord que cubría la gira mientras todos, literal, dormían tranquilos.

En esa entrevista, el timonel explotó contra Francisco Kikín Fonseca, delantero del Tri e ídolo de moda, por quejarse de no ser considerado en el partido contra Francia.

La Volpe respondió al Kikín calificando como "estupideces" sus declaraciones, y aseguró que él le contestaba para ponerlo en evidencia porque cuando jugaba en Pumas el técnico Hugo Sánchez le puso cuatro extranjeros en su puesto y no protestó.

"El no jugaba en Pumas y no escuché sus declaraciones", fue lo que declaró La Volpe a Récord.

Esa entrevista cayó como bomba en México. Récord ganó la exclusiva y el resto de los reporteros nos llevamos una regañiza por eso No había más que hacer guardia durante todo el día para tener la reacción del argentino del escándalo que desataron en el país sus declaraciones contra Fonseca.

Caída ya la noche, ese día nos encontrábamos no más de 10 reporteros en el lobby del hotel del Tri esperando a La Volpe. Miguel Gurwitz (Televisa), Gustavo Primucci (Excelsior), Salvador Aguilera (Esto), Edgardo Avelar (Ovaciones), René Tovar (Récord), este que escribe y otros (que no recuerdo sus nombres) nos levantamos como con resorte de nuestros asientos cuando vimos aparecer a Ricardo Antonio acompañado de su auxiliar, Jorge Campos (hoy comentarista de Televisión Azteca).

De inmediato lo abordamos. Su reacción, la esperada.

La Volpe comenzó retando a golpes al reportero de Récord, lo acusaba, según él, de haber modificado sus declaraciones en la entrevista que le dio la noche anterior. De ahí dirigió su mira a otro par de los reporteros a los que les lanzó un "no existes" "¿quién eres?" "¡sos un botón!".

Retó al reportero de Excelsior, Primucci, de nacionalidad uruguaya, a realizarle una entrevista donde "sólo hablemos de futbol, de parados". Y lo remató diciéndole que "los uruguayos no saben nada de futbol".

Todo esto sucedía bajo la mirada sorprendida de Jorge Campos, que intentaba calmar al iracundo La Volpe, por un lado, y mediar con los reporteros, por el otro. Lo peor, estaba por venir.

No recuerdo a ciencia cierta cuál fue la razón. Ni que se le dijo. El caso es que Ricardo Antonio La Volpe, fuera de si, comenzó a bajarse la bragueta del pantalón mientras seguía refunfuñando en contra de los reporteros.

Lo que vino, fue terrible: El argentino introdujo su mano por el espacio que le dejó el cierre, tomó su pene y lo exhibió a los reporteros. Ante la mirada atónita de los comunicadores, el timonel vociferó: "Desde hace tres años y medio me han dado, pero mírenme, sigo aquí. Me la pelan".

La grotesca sentencia fue acompañada de un burdo movimiento de Ricardo con el pene entre sus manos.

Campos no pudo más. Tomó a La Volpe por los hombros y se le llevó corriendo.

Mientras, los reporteros tratábamos de darle una explicación lógica al "me la pelan" del técnico de la selección nacional.

Este episodio no fue publicado por todos los que estuvimos presentes. La Afición, Ovaciones y alguno más fueron los únicos medios que contaron en aquél lejano mayo del 2006 lo sucedido.