Los errores de la administración de Jorge Borja en Pumas

Pumas está sumergido en una crisis que lo coloca en el penúltimo lugar de la tabla general, aquí algunas razones de esta situación

Jorge Borja
Jorge Borja (Mexsport )

CIUDAD DE MÉXICO

La llegada de Jorge Borja a la presidencia de Pumas, en mayo de 2012, hacía suponer a que Universidad había llegado un presidente que encabezaría una revolución en el equipo, que habría inversiones bien pensadas y que en materia deportiva se podía esperar un relanzamiento de un proyecto que parecía agotado.

Sin embargo, nada de eso ha ocurrido en estos meses, sino que hoy Universidad se encuentra en una crisis deportiva y de identidad futbolística, con el futuro del presidente en duda, Pumas ha firmado su peor torneo en su historia.

Aquí te presentamos los errores más grandes en la era de Jorge Borja en Pumas

VACÍO DE PODER

1.- Jorge Borja decidió no seguir con Mario Trejo en la parte deportiva, optó por nombrar a Alberto García Aspe como vicepresidente deportivo, depositó todo el poder en Aspe para confeccionar la plantilla y paulatinamente se fue olvidando de tener peso, acudía a los partidos, pero no mostraba interés en el equipo. Dejó todo en manos del Beto y aunque estuvo al tanto de todos los problemas internos no hizo nada por intervenir y permitió que la crisis fuera en aumento.

MALA ELECCIÓN DE REFUERZOS

2.- Borja no cuestionó los refuerzos, abrió las arcas del club para ir en busca de jugadores de peso, pero lo hizo sin siquiera tener a su entrenador, puso las firmas para los contratos de los nuevos jugadores, pero no se sabe hasta que punto tomó una actitud intervencionista para que le argumentaran los motivos por los que se contrataba a un jugador.

ENTRENADORES SIN PERFIL DE CASA

3.- Aunado a la contratación de jugadores, Borja confió la parte deportiva de cancha a entrenadores que no conocían el peso verdadero de la casa. Cuando no pudo garantizar la continuidad de Guillermo Vázquez, eligió a Joaquín del Olmo, le tuvo poca paciencia y luego contrató a Mario Carrillo, quien era un personaje no grato para la tribuna. Ante el fracaso y la animadversión que existía por Carrillo apostó por Antonio Torres Servín, quien si bien fue jugador de Pumas, no se hizo como entrenador en La Cantera, pues la parte de dirección técnica, Toño la palpó en Pachuca, y ahora le confió a José Luis Trejo la restructuración del primer equipo.

EL ABANDONO TOTAL

4.- Jorge Borja fue nombrado por el presidente Enrique Peña Nieto consejero de Pemex, un cargo que le exige la mayor parte de su tiempo, no ha tenido el valor de alejarse de su cargo y fue en busca de Mario Trejo para recomponer una situación crítica que se le fue de las manos. La cabeza del ingeniero está más en su trabajo en la paraestatal que en el club, no despacha en La Cantera y pocas veces se le ve en los entrenamientos. Hoy mismo su continuidad no está garantizada, pues hay rumores de que

SILENCIO EN LA CRISIS

5.- Borja Navarrete inició su gestión con apertura hacia la prensa, pero en cuanto los resultados empezaron a ser negativos optó por guardar silencio, no ha tenido el arrojo de aceptar sus equivocaciones y sus apariciones se limitan lo más posible. Su idea, si es que la tiene, de cómo salir de la crisis no se conoce, aunque al parecer ha instruido a Mario Trejo de que se vuelva a abrir la cartera, una medida que desde el inicio no le funcionó.