No hay peor enemigo que un León herido, asegura Matosas

El uruguayo dijo que no tirará la toalla pese a las 6 derrotas que acumula su Fiera en la campaña y que irá con todo en busca de esos 20 puntos, de los 27 que restan, para meterse a la liguilla.

Gustavo Matosas
Gustavo Matosas (Mexsport)

León, Guanajuato

Esta vez Gustavo Matosas no habló de su posible salida del León, ni de una crisis severa. El "domador" advirtió a la Liga Mx; "no hay peor enemigo que un León herido".

El uruguayo dijo que no tirará la toalla pese a las 6 derrotas que acumula su Fiera en la campaña y que irá con todo en busca de esos 20 puntos, de los 27 que restan, para meterse a la liguilla.

"Si faltando nueve fechas renuncio a entrar a la liguilla es como tirar la toalla, así que no voy a hablar de hacer 20 puntos para sumar al descenso, voy a hablar de que faltan 27 puntos y si de eso conseguimos 20, más los seis que tenemos, parece una locura, pero este equipo está acostumbrado a hazañas.

Entonces si conseguimos 20 más los 6 que tenemos, parece una locura, yo miro los fríos números y digo ocho partidos, dos ganados, seis perdidos parece una locura, pero no hay peor enemigo que un León herido".

Matosas recalcó que, pese a ya no tener a la mayoría de esa base de jugadores que le dieron el ascenso, no renunciará a su estilo de juego nunca y que respaldará a sus jugadores a muerte.

"Yo les voy a decir una cosa, no sé qué va a pasar, la actitud nuestra tiene que ser la de salir a ganar, ¿por qué? porque hay equipo, hay afición, porque la afición se lo merece. Yo les puedo dar 2 mil respuestas y tratar de convencerlos, pero no me interesa, no quiero convencer a nadie, lo único que quiero es que este equipo siga jugando como me gusta a mí. Hay una cosa que tengo muy clara, podré perder los partidos que ustedes quieran, pero no voy a cambiar el estilo que tengo de jugar porque es lo que me gusta a mí y lo que me trajo hasta acá y si tengo una deuda es con esta institución que se ha portado maravillosamente conmigo, con esta ciudad espectacular y con los jugadores que tengo que son a toda madre".

Reiteró: "voy a dar hasta la última gota de sudor, la última gota de sangre, voy a luchar con todo lo que tengo y en diciembre vemos que hacemos, pero yo no me voy a dar por vencido. ¿Por qué?, porque está afición se lo merece y estos jugadores, yo creo en ellos y voy hasta la muerte con ellos".

Su filosofía es la de adaptarse a lo que hay y no la de extrañar lo que hoy no tiene.

"Yo tengo una base que viene del ascenso, que hace la columna vertebral, después se sumó Mauro (Boselli), (Matías) Britos, ellos entendieron muy bien la idea y se adaptaron al equipo, pero la columna vertebral ha sido parte del equipo, ahora las circunstancias dijeron que a esa columna se le dislocaron un par de discos, así que hay que adaptarse. A mí me gusta saber mi equipo de memoria, pero a veces las circunstancias impiden que eso suceda y uno lo que tiene que hacer es adaptarse cuanto antes a las nuevas circunstancias, así que tengo absoluta confianza en todos los jugadores que van a entrar. Tengo confianza que los que entrarán lo van a hacer bien.

Son las circunstancias a las que uno tiene que adaptarse, creo que el entrenador no sólo es hablar de táctica o estrategia, futbol o convencer al jugador, es también adaptarse a las circunstancias nuevas que te va planteando cada semana con lesiones, expulsados, creo que eso hace al entrenador".