Liga MX advierte sobre el "eh, puto" para el Apertura 2017

El organismo recordó el reglamento que faculta al árbitro para detener parcial o totalmente un duelo en el futbol mexicano por conductas racistas.

¿Se erradicará el 'eh, puto' de los estadios?
¿Se erradicará el 'eh, puto' de los estadios? (Imago7)

Ciudad de México

El Torneo Apertura 2017 de la Liga MX comenzará el próximo viernes 21 de julio y el organismo recordó los artículos (63 de Primera y 62 de Segunda) de su reglamento de competencia que facultarán al árbitro, a su discreción, para detener parcial o totalmente un partido por conductas racistas, medida para erradicar el grito de "eh, puto" cada que despeja un portero.

TE RECOMENDAMOS: Gritan "eh, puto" a Casillas en Cruz Azul-Porto.

Sin embargo, en los duelos de Primera y el Ascenso MX está descartada la suspensión total y el desalojo de los estadios; incluso, no se especifican, de alcanzar la tercera fase, los protocolos a seguir para sacar a los fans del recinto.

TE RECOMENDAMOS: El ABC de la Liga MX para erradicar el "eh, puto".

"Se informa que en ningún caso se ha instruido llegar hasta la tercera fase, la cual implica la suspensión del partido".

Pero, ¿cuáles son las tres etapas que llevarían a la interrupción de los cotejos por la famosa consigna?

FASE 1 - Incidentes y comportamientos racistas (advertencia)

El árbitro, si se percata de alguna conducta racista (cánticos, insultos, letreros o banderas) o es informado por el comisario del partido, tiene la facultad de detener el juego y solicitar mediante el sonido local "que cese el comportamiento discriminatorio inmediatamente". Después del anuncio, el silbante reanudará las acciones en cancha.

FASE 2 - Incidentes racistas graves (suspensión parcial)

De continuar con las conductas discriminantes en el campo tras una primera solicitud a través del sonido local, el árbitro tendrá la facultad de detener el duelo de 5 a 10 minutos y enviar a los equipos al vestidor.

Es aquí donde el silbante, el comisario y el cuarto árbitro, después de un segundo anuncio al público a través del sonido, determinarán si las expresiones racistas continúan, por lo que comenzará la coordinación con la seguridad del estadio y la policía local para establecer la posibilidad de suspender y desalojar el inmueble.

FASE 3 - Incidentes racistas graves (suspensión total)

El árbitro, en coordinación con el comisario del duelo, "por medio de una consulta plena y extensa", determinarán la finalización y desalojo del estadio por la reiteración en las expresiones discriminantes después de la advertencia y la suspensión parcial del encuentro.

Una vez desalojado el inmueble, el partido se reanudará sin público en el momento donde se quedaron ambas escuadras (goles, minuto, amonestados y expulsados).

De no existir las condiciones para retomar las acciones, la presidencia ejecutiva de la Liga MX establecerá dónde y cuándo se reactivará el compromiso, por lo que los gatos del visitante y el cuerpo arbitral correrán a cargo del club anfitrión.

Sin embargo, como se mencionó al inicio del texto, "en ningún caso se ha instruido llegar hasta la tercera fase, la cual implica la suspensión del partido".