Dorados, campeón del Ascenso MX

El gol de Elio Castro acabó con las esperanzas del Atlante por remontar; Dorados tiene medio boleto para regresar a la Primera División

Culiacán, Sinaloa

Dorados de Sinaloa se convirtió en el nuevo campeón del Ascenso MX, tras derrotar 4-2, marcador global al Atlante en el Estadio Banorte, para así quedarse con el medio boleto para el regreso a la Primera División.

Con un gran ambiente por parte de la afición de Dorados, que desde antes de iniciar el encuentro ante Atlante, ya se encontraba apoyando al Gran Pez, mismo que motivó desde los primeros segundos a los jugadores, pues a los 24 segundos de haber comenzado el encuentro, Vinicio Angulo ya daba el primer aviso a la portería rival.
Tras un centro dorado, Gerardo Ruíz rechazaría el esférico, quedándose dentro del área, mismo que no sería conectado por Angulo, pues la zaga atlantista se adelantaría para despejar el balón hacia la banda.
Pese a las primeras llegadas de Dorados, los Potros se irían al ataque para buscar alguna clara de gol, pero un pase de Oscar Uscanga sería desviado a tiro de esquina, el cual terminaría en una falta a favor de los locales.
Los visitantes no bajarían el ritmo; al 12', Irving Zurita haría una gran jugada por la banda izquierda dando un centro a Carlos Garcés, quien solo pudo puntear el balón, cayendo en las manos de Gaspar Servio.
Transcurridos los primeros 15 minutos, los atlantistas tendrían mayor posesión del esférico, pues en un descuido de la defensa dorada, Garcés mandaría centro peligroso que no pasaría a mayores, ya que sería atajado por Servio.
Para el minuto 23, Garcés desaprovecharía un gran pase, pues no lograría rematar bien con la cabeza, el tiro se iría por un costado del arco rival.
Alan Mendoza, autor de uno de los goles en el Andrés Quintana Roo, en su desesperación por tener una oportunidad de gol para los locales, mandaría un derechazo, el cual se iría muy desviado y sin ningún peligro.
Llegaban los primeros 30 minutos y el invitado de honor no llegaba al terreno de juego del Banorte; a pesar de ello, Atlante no dejaba de apretar, pues así es como tendrían que jugar si querían estar en la pelea por el título del Ascenso MX.
Terminaría el primer tiempo con el marcador en ceros, pero la ventaja seguiría siendo para la escuadra de Gabriel Caballero.

Una vez iniciado el segundo tiempo, el cuadro comandado por Eduardo Fentanes se perdería una pelota importante en el área chica y así la oportunidad de poder abrir el marcador en el Banorte.

Al 50', Gabriel Hachen cobraría un tiro libre y los azulgranas se salvarían del primer gol del Gran Pez, pues Kampa Ruíz atacaría el balón con la mano derecha.

Conforme pasaban los minutos el partido se haría más intenso, pues ambos equipos buscarían el gol, un duelo de ida y vuelta, pues los visitantes con una diana llevarían el duelo a tiempos extras, mientras los locales con un tanto asegurarían el campeonato fe la categoría de plata.

Al 57', Alan Mendoza se perdería el gol que podría haber finiquitado el encuentro pues en un mano a mano contra el cancerbero Kampa Ruíz, el delantero mandaría el tiro a un costado de la portería.

El primer amonestado de la noche sería para los Potros de Hierro, pues pintaría de amarillo al defensa Irving Zurita, tras cometer una falta en la media cancha.

Sería al 68' que, tras un tiro de esquina, vendría el gol del Gran Pez, por parte de Elio Castro, para ampliar la ventaja de los sinaloenses sobre los visitantes.

Después del primer tanto vendrían los reclamos al cuerpo arbitral por parte del área técnica del Atlante, pues según los Potros, el central Oscar Mejía afectaría al conjunto azulgrana.

Para el 75', los de Culiacán tendrían varias oportunidades de gol, pero Kampa Ruíz se vestiría de héroe al evitar en varias ocasiones que el esférico entrará en su portería.

En su desesperación Alfonso Luna desaprovecharía una pelota dentro del área del rival, pues mandaría su lanzamiento hacia el tiro de esquina.

Tras el 1-0 de los sinaloenses, los ánimos se calentaron y luego de una entrada fuerte, Carlos Calvo se fue amonestado y los jugadores azulgranas comenzaron un conato de bronca, el cual no pasó  a mayores, pues el cuerpo arbitral logró controlar el pleito.

Aunque los visitantes tuvieron mayor dominio del encuentro, los sinaloenses supieron resolver el encuentro y con un gol de Elio Castro, pondría el 4-2, marcadpr global, quedándose el trofeo se quedaría en Culiacán, Sinaloa, para Dorados.