Los Cracks mexicanos sobrevalorados

Algunos nombres de jugadores nacionales que han sido catalogados como figuras, pero cuyo desempeño no ha sido reflejo de esto


Guillermo Ochoa, Alan Pulido y Giovani dos Santos
Guillermo Ochoa, Alan Pulido y Giovani dos Santos (Imago7)

Ciudad de México

La presencia de jugadores mexicanos en las mejores ligas del mundo no es abundante. Quienes han conseguido un resquicio para jugar en algún club del viejo continente, son rápidamente catalogados como figuras, muy a pesar de que en el terreno de juego su desempeño sea contrastante al mencionado calificativo.

Al respecto, recordamos a algunos elementos que tras un alentador arranque de sus carreras, fueron poco a poco relegados, ignorados o incluso se alejaron del futbol.

Alan Pulido

El nombre del tamaulipeco ha sonado con fuerza en las últimas semanas, luego de que surgiera un nuevo interés de Chivas por adquirir sus servicios; su llegada al cuadro tapatío es inminente y nuevamente rondará las canchas de la Liga MX.

Formado en Tigres, Alan Pulido buscó tras el Mundial de futbol migrar al viejo continente, hecho que generó un conflicto con los felinos por causas contractuales. Al final, Pulido cumplió su sueño y su primera parada fue el Levadiakos de Grecia, de ahí saltó al Olympiacos. La falta de minutos es una de las limitantes del jugador que buscaba actividad en Europa, y después de todo, volverá a México, donde solicitaba a gritos su salida.

Guillermo Ochoa

El ex arquero del América, gozó de sus mejores momentos como profesional, justamente ahí, en Coapa. Las actuaciones con los ‘azulcremas’ le valieron un boleto al Ajaccio de Francia, equipo que peleaba el descenso y donde Ochoa se convirtió en figura.

Tras su paso por el país galo, la carrera de ‘Memo’ se ensombreció, luego de que en 2014 llegó al Málaga, sin embargo la presencia del camerunés Carlos Kameni lo apartó. Pero Ochoa permaneció en España y ahora es jugador del Granada, club que tiene algo común con sus predecesores; la pelea por el no descenso.

Nery Castillo 

Dos años y contando es el lapso que tiene el jugador de ascendencia uruguaya, Nery Castillo, fuera de las canchas. Las máximas glorias del delantero las consiguió con el Olympiacos, las cuales lo catapultaron a la selección mexicana, pero su irregularidad y actos de indisciplina lo apartaron del puesto.

Las grises actuaciones del ariete lo han llevado a ser un trotamundos del futbol europeo, pero nunca sin consolidarse, lo que lo trajo de vuelto a México, nación a la que denostaba no obstante tampoco pudo encontrar cabida en clubes como León o Pachuca. Su último equipo fue el Rayo Vallecano de España, cuadro recién descendido.

Diego Reyes

Uno más del América. El defensa se fue congratulado a Europa, tras la victoria de las ‘Águilas’ sobre Cruz Azul en la final del Clausura 2013. La ‘joya’ americanista dio el salto de calidad, pero su paso por tierras europeas ha quedado para el olvido.

Y es que luego de ser vendido como un diamante en bruto, el andar de Diego Reyes en el Porto y una breve estancia en la Real Sociedad fue opacada por la falta de oportunidades, inclusive quedando a un lado de la convocatoria, viendo como sus connacionales, Layún, Herrera y Corona son pilar se su actual equipo, el Porto.

Giovani dos Santos 

El fervor que ocasionó Giovani dos Santos al ser uno de los artífices del campeonato mundial sub 17 de México en 2005, le sigue dando crédito hasta hoy. No importa el nivel futbolístico en el que se encuentre, ‘Gio’ fue un indiscutible de la selección donde regaló más momentos de frustración que de regocijo.

Giovani puede presumir en su carta de presentación un amplio número de instituciones en las cuales participó, no obstante el no consagrarse en ninguno de ellos, le otorga una inscripción dentro de los ‘cracks’ mexicanos más sobrevalorados.