México, campeón de la Copa Danone

Las Chivas de Guadalajara, que participaron en la edición 2017 se coronaron al derrotar 2-0 a Argentina en la final, para obtener el segundo título para el país en el certamen




Nueva York

El inicio no fue sencillo; apenas aterrizaron en el Aeropuerto de la Ciudad de México, los integrantes del plantel de Chivas Sub 12 vivieron el temblor del 19 de septiembre, que además de la tragedia que ha significado, los obligó a cambiar de hotel. 

Unas horas más tarde emprendieron el vuelo hacia Nueva York, para disputar la Copa Danone, todavía asustados por lo vivido y con los deseos de regalar una alegría tan necesaria para el país.

El entrenador de los rojiblancos, Carlos Nápoles, se los recordaba en cada charla: ‘Vamos a hacerlo por México’ y el esfuerzo trajo resultados, el representativo nacional se coronó en el certamen que incluyó a equipos de 32 países, después de derrotar en la final 2-0 a Argentina. 

Es apenas el segundo título para un cuadro tricolor en el campeonato que sirve como un Mundial Sub 12 desde el 2000, después del conseguido por Pachuca en 2010, y es la revancha para los tapatíos, que perdieron la final del 2015 ante Marruecos como visitantes.

“Estoy alegre, contento, es uno de mis máximos logros en la parte de formador, era algo que faltaba en las fuerzas básicas de Chivas, lo buscamos varias veces y tengo la fortuna de ser campeón y todo va para el club, para nuestros jefes, los entrenadores, la gente que apoya, también a Danone por este tipo de torneos, al que le damos toda la importancia del mundo, para todo México, para la gente que está sufriendo, que se enteren que seguimos logrando grandes cosas con la niñez”, comentó el estratega.

El equipo creció conforme avanzó el torneo. Arrancó con una derrota 1-0 ante Suiza, que lo dejó sin margen de error en el Grupo F, pero respondió con su marcador favorito, 2-0 ante Corea y ante Senegal, para avanzar como segundo lugar del sector. 

La segunda jornada empezó con el partido más complicado del certamen, un empate 0-0 con Francia en octavos de final que obligó a los penales, en los que las Chivas se pusieron abajo, pero el arquero Bruno Salgado detuvo un par de disparos para mantenerlos en la Copa. 

En los cuartos resolvieron el problema de la sorpresiva Indonesia, de nuevo por 2-0 y obtuvieron el boleto a la final al derrotar a Rumania con el marcador de siempre. 

La final se disputó en la Arena Red Bull, en medio de gritos de ‘México, México’, los del uniforme verde dominaron los primeros minutos, aunque Argentina tuvo su oportunidad, que se escapó apenas a centímetros del poste derecho. 

La estrella del equipo de Guadalajara, Ricardo Peraza, tuvo un mano a mano con el arquero sudamericano, quien impidió que se abriera el marcador y poco después, Alexis Cándido remató al travesaño. 

Pero Mario Santos, elegido como el Mejor Jugador del Torneo, tomó la pelota al minuto 10 (cada tiempo duró 12 por tratarse de la final), se quitó a un rival y definió por encima del arquero, para poner el 1-0. 

Las Chivas no sufrieron más durante el encuentro, dominaron la situación y apenas permitieron a los albicelestes cruzar la media cancha. Al descanso, llegó el habitual cambio de portero, con Salgado ya bajo los tres palos. 

En un tiro libre de Peraza, Santos tuvo el segundo en el rebote, pero los nervios se mantenían, hasta que en el último minuto del partido, un contragolpe tapatío lo concretó el defensa Emilio Hernández. El título era de México y se desató la celebración en la banca y luego en la cancha. 

“La clave fue la concentración, los niños trabajaron fuerte en lo mental y en lo futbolístico, ha sido un grupo muy unido y lo demostramos, empezamos un poquito nerviosos, pero es normal, por lo que significa una final, poco a poco nos soltamos y es el premio, no de este torneo, sino de la formación que tienen, gracias a sus familias y a las fuerzas básicas”, añadió Nápoles.

Un final perfecto para un viaje que comenzó con sufrimiento y terminó con el segundo título para un representativo nacional.  “Es un gran logro, para un niño de 12 años ir a ganar un torneo internacional viste, va para toda la gente que se nos adelantó, para que estemos fuertes para lograr más cosas”, concluyó el entrenador.