Pachuca y Toluca, sin goles en el Estadio Hidalgo

Los Tuzos y Diablos Rojos terminaron empatados a ceros en un partido donde ocho jugadores vieron la tarjeta amarilla

Pachuca, Hidalgo

Con un muy discutido arbitraje de Óscar Mejía en la cancha del Estadio Hidalgo, los Tuzos del Pahuca y los Diablos Rojos del Toluca empataron sin goles la noche de este sábado.

Ante un lleno en la cancha tuza los dirigidos por Diego Alonso, quien observó el encuentro desde los palcos debido al cumplimiento de sanción por expulsión, se fueron al frente desde los primeros minutos con el tridente titular de Hirving Lozano, Jonathan Urretaviscaya y Franco Jara.

La noticia previa al juego, la no inclusión en la convocatoria del argentino Rubén Botta quien dejará al club Pachuca para integrarse a San Lorenzo de Argentina.

Ante ello el cuadro titular de Alonso tuvo en Víctor Guzmán al refuerzo temporal para este partido, quien se combinó en mediocampo con Erick Gutiérrez y Jorge Hernández.

La primera de peligro fue de parte de Lozano, quien desbordó y tiró para probar a Alfredo Talavera por el lado izquierdo. A los pocos minutos, también los Diablos hicieron lo propio con Rubens Sambueza quien con mayor efectividad logró meter el balón al área para dejar solo a Fernando Uribe quien tuvo el gol y la mandó por encima.

Al 38, el Efraín Velarde del Toluca remató en el área chica luego de un rebote de la defensa para enviarla al fondo de las redes y en el festejo, el juez central anuló el tanto tras avalar la bandera levantada de su juez de línea.

El partido terminó los primeros 45 minutos con acciones muy cortadas en medio campo, con faltas entre ambos frentes y ánimos a tope; misma intensidad con la se inició el segundo tiempo con dos jugadas de peligro del “Chucky” Lozano que acabaron en atajadas de Alfredo Talavera.

Al 60 un avance frenado con falta de Sambueza terminó en disparo al poste de parte de Jara toda vez que el árbitro dejó seguir las acciones; diez minutos después, Uribe mandó el balón de nuevo al fondo de la portería del “Conejo” Pérez, volviéndose a anular la anotación por parte del juez central que ante la duda de “off side” desechó la jugada.

Las decisiones arbitrales comenzaron a provocar roces constantes entre jugadores, lo que ensució el juego durante los últimos minutos, llegando las discusiones hasta el área técnica. Pachuca intentaba que el nuevo diablo Rubens fuera expulsado a la menor provocación y la visita hacia lo propio con Jorge “Burrito” Hernández.

Al final, ambos equipos terminaron con intensidad, toques largos y contragolpes que no generaron mayor peligro, dejando las acciones en un frío de clima pero emocionante empate sin goles.

Consigue tus boletos para la Liga MX