Chivas empata con Necaxa; habrá Clásico en liguilla

El Rebaño no pudo ante los Rayos, que se quedaron con diez hombres tras la expulsión de Edson Puch y terminaron 1-1

Chivas y Necaxa repartieron puntos
Chivas y Necaxa repartieron puntos (Imago7)

Guadalajara

Un golazo de Alan Pulido propició el Clásico Nacional entre el Rebaño y el América. Chivas visitará el Azteca por tercera vez en el semestre y ahora con la consigna de lavar las culpas del curso pasado donde quedaron eliminados a manos del Ave de Ambriz. Chivas volvió a desaprovechar una superioridad numérica por la expulsión temprana de Puch, mientras que los Rayos salen fortalecidos camino a la Liguilla.

Chivas 1, Necaxa 1.

El Rebaño entró frío a la cancha. El conjunto de Almeyda no tuvo la intensidad de otros partidos al comienzo del juego y pronto lo estaba pagando caro.

El Necaxa ese equipo que a mitad del torneo parecía que no tenía un rumbo fijo se metió a la cancha de Chivas y pronto se fue al frente. Sin complejos ante el equipo de Almeyda.

La pared rompe hasta la mejor defensa y así fue contra el Chiverío. El problema es que nadie se percató que el defensa central se fue al ataque y de pronto Meza quedó frente a Rodolfo Cota y como si fuera un atacante la tocó suave a las redes para el primer gol del partido. Los locales se durmieron en esa jugada y antes del primer cuarto de hora ya estaban en desventaja.

El conjunto de Almeyda no encontraba la pelota, se perdía y le costaba trabajo llegar al arco de Trapito Barovero, por ahí Alan Pulido se generó una jugada él solo pero estando pleno para empatar la mandó a las nubes.

Chivas no encontraba el empate, ni el futbol, ni ese estilo que los caracterizó a lo largo del torneo.

El empate llegó de la manera menos pensada. Falta a cinco metros del borde del área y Alan Pulido le pegó con chancletas y la mandó a guardar. Golazo que hizo inútil el vuelo de Barovero, Alan marcando el gol que ponía el Clásico Nacional en la Liguilla, como hace seis meses.

Antes del descanso el silbante Guerrero expulsó al chileno Puch por doble amarilla y el andino se lo quería comer. Puch jugó pese a que estuvo en duda, según la dirigencia necaxista. Al final se fue a bañar antes del descanso, dejando a los Rayos con inferioridad numérica.  Con el empate en el luminoso y la expulsión del chileno Puch acabó el primer lapso y el Clásico Nacional a la vuelta de la esquina.

El Pelado Almeyda jugó al librito y sacó a los amonestados, primero al Chapo y metió a la Chofis López y también al Tortas Pérez para darle minutos al Avión Calderón, en una muestra clara de que iba por el triunfo.

El cuadro tapatío se fue contra la cabaña de Barovero y fallaron, como a lo largo del torneo. Primero Alan Pulido quien ganó la posición y remató por un costado, a los minutos Carlos Alberto Peña también perdonaba una clarísima frente al argentino. Chivas agobiaba al rival, pero no mataba el partido.

Los tapatíos lo intentaban, pero no podían marcar el segundo tanto, de nueva cuenta ante 10 y el arco rival se le cerraba, no lograban abrir el partido y sacar los tres puntos. O Marcelo Barovero o fallas en el último toque, pero el Necaxa estaba saliendo vivo de la cancha tapatía.

Los últimos minutos se resumieron a un equipo defendiendo bien o otro atacando mal. Clásico partido que Chivas no pudo matar, como ante Pachuca, Gallos, León. Clásico que no pueden ganar con uno más, previo al partido más importante del país. Chivas visita Santa Úrsula el jueves y el Gullit pide revancha ante las Águilas.