En casa, Chivas pierde ante Lobos BUAP

Luis Advíncula y Amaury Escoto anotaron en el triunfo 2-1 de los poblanos sobre el Rebaño, donde Rodolfo Pizarro descontó para los locales.

Guadalajara

La Liga MX está de vuelta. Emociones, goles y un partido con aroma a nostalgia. Homenaje para los caídos y un grito de esperanza a quienes lo perdieron todo durante el desastre que azotó a México la semana pasada. Chivas cayó frente a Lobos BUAP en su estadio 2-1, la clasificación se aleja, pero Alan Pulido volvió a vestirse de rojiblanco casi cuatro meses después.

Lobos fue muy superior en la primera mitad. El partido bien pudo irse al descanso con al menos un par de goles de ventaja de la visita, pero entre los fallos ante la portería, postes y Rodolfo Cota, aquello le salió barato al campeón. Eso sí, la gente recriminó abucheando una vez que se escuchó el silbatazo del colegiado, Eduardo Galván.

Amaury Escoto metió a todos en aprietos al 7’. Un saque de banda que no tenía mucho peligro se transformó en opción franca. Bastó un desvío para que el atacante se pusiera frente a Cota, disparó de pierna derecha, pero su disparo se cruzó tanto que impactó en la base del poste. Primer aviso de Lobos.

BUAP comenzó a jugar con la desesperación del Rebaño que lo buscó por un lado y por otro, pero estaba lleno de imprecisiones. Eduardo Tercero hizo la gran jugada al 21’, se quitó al ‘Chapo’ Sánchez y con tiro centro desviado en Salcido el balón quedó muerto para que Luis Advíncula solamente lo empujara. Los rojiblancos estaban irreconocibles.

Escoto fue un auténtico dolor de cabeza. Estuvo cerca del segundo luego de hacer la jugada grande en el área al `Gallo´ Vázquez, cuando tiró, Cota reaccionó y tapó con la pierna, en el rebote, el jugador no pudo mandarla a guardar ante la pronta intervención de la defensa.

Aquello provocó una revolución. Matías Almeyda no esperó más que Alan Pulido viera minutos tras la lesión. 28 de mayo la última vez que Alan se vistió de rojiblanco en un partido oficial, sí, aquel en el que vencieron a Tigres 2-1 para proclamarse campeones del futbol mexicano y donde el jugador marcó uno de los goles.

El equipo se soltó y Pulido tuvo al menos dos ante Jorge Villalpando al 48’ y al 51’. Pulido no está fino y es normal luego de casi tres meses parado, pero es un hecho que su ingreso cambió la dinámica de los tapatíos.

El empate llegó gracias a Pizarro, ya con un papel de protagonista en la cancha. La recibió por el costado derecho y no dudó en pegar un derechazo. Inalcanzable para Villalpando. Chivas estaba de nuevo en la pelea, la revolución del `Pelado´ dio frutos al 53’. Las cosas estaban 1-1 con casi 40 minutos de juego por delante.

El partido lo definió una joya de gol y el hombre que se había cansado de avisar. Amaury Escoto se tendió de chilena al borde del área al 80’. Manos a la cabeza de los aficionados rojiblancos, algunos decidieron salir del estadio. Lobos lo ganaba con un tanto que sin problemas puede ser considerado uno de los mejores del año.

Chivas se aleja de los puestos de Liguilla. BUAP se habla de tú con la salvación. Ni el regreso de Pulido pudo cambiar la historia. Regresó el futbol mexicano tras un descanso más que necesario. El que no ha regresado es el campeón que volvió a caer en casa. La clasificación luce cada vez más lejana.

GPE