En Cruz Azul "no estábamos a la altura": 'Chelito'

César Delgado aceptó que hubo momentos en los que no jugó al nivel que se requería, al igual que no lo hizo el equipo en partidos importantes

César 'Chelito' Delgado en su etapa con Cruz Azul
César 'Chelito' Delgado en su etapa con Cruz Azul (Mexsport)

Ciudad de México

A César Delgado le gustaba andar en los pasillos de Cruz Azul con perfil bajo, a veces la cabeza gacha, de mezclilla, tenis y playera deportiva; eso sí con una sonrisa. Sin embargo, de poco le servían esos detalles cuando sus condiciones le impedían pasar desapercibido, porque en la cancha destilaba destreza para llegar al arco rival, y eso hizo que fuera de ella se convirtiera en ídolo del equipo.

Pese a los buenos momentos y ese respaldo de su afición, a ocho años de su partida, el Chelito admitió que a los jugadores les faltó la concentración necesaria en momentos específicos y tiene claro que en lo personal quedó a deber por no haber dado el paso que todos le pedían.

"No rendí en muchos partidos, el equipo tampoco rindió, no me hago cargo solo de mí, sino de todos, porque éramos un equipo. La gente esperaba más del grupo, más de mí, pero no pudimos hacer lo necesario para pasar a la siguiente ronda", dijo a La Afición.

Alejado de las canchas desde hace seis meses, tras la suspensión de un año por haber dado positivo en el antidoping que le practicaron en Copa Libertadores, cuando jugaba con Rosario Central, Delgado señaló que le duele ver la actualidad de los cementeros, el que ahora incluso tenga problemas en la tabla de cocientes.

Te cargaron la responsabilidad de Cruz Azul, ¿En algún momento te pesó?

"La gente me daba la responsabilidad, la prensa lo hacía de esa manera también, pero no me presionaba. Por el hecho de ser extranjero uno siempre tiene que rendir el doble o más, obviamente que te van a cargar la responsabilidad de andar bien, de echarse el equipo al hombro, pero no era una presión. Lamentablemente en esos partidos qen los que la afición esperaba más de mi, las cosas no se dieron, no rendí, lamentablemente fue así. Me tocó irme y Cruz Azul ha conseguido solo un título que es el de la Concacaf, eso ha sido un alivio, pero los seguidores quieren el título de Liga, porque es una institución muy grande".

¿Qué pasaba en tu momento con Cruz Azul que no lograba ser campeón, como también sucede ahora?

"Es una verdadera pena que no se pueda dar el título. A mí me hubiera gustado estar en una Final como le ha tocado estar a muchos compañeros, lamentablemente no se pudo lograr el título. Me acuerdo de esa Final que jugaron contra América (Clausura 2013), el cómo se le escapó el título es difícil explicarlo, podemos decir varias cosas, pero la realidad marca que Cruz Azul está mal, porque no se le dan los resultados. Me tocó vivirlo, llegábamos a semifinal y no se podía pasar, siempre digo que es por cuestiones futbolísticas, de concentración, simplemente eso, de que no estábamos a la altura de las circunstancias, de unos cuartos de final, de una semifinal".

¿Pasó por lo mental, por los años sin título, lo futbolístico o hasta por maldiciones?

"Cuenta mucho la presión. Todo el tiempo la prensa te dice que tienes que ser campeón, uno lee y ve la información. Claro que los ojos están puestos en tí, y uno inconscientemente se mete esa presión, más en un equipo como Cruz Azul que hace tiempo no consigue el título. La presión es no solo para los jugadores sino para la directiva. El día que Cruz Azul salga campeón van a querer que al siguiente torneo salga de nuevo campeón, así es la exigencia. A veces que no mereces perder, pero esto se gana con goles y nos e han hecho. Acá no se trata de maldiciones, no creo en esas cosas, y tarde o temprano a Cruz Azul se le va a dar, porque tiene todo, si no es ahora será más adelante y se seguirá trabajando mejor para no cometer los errores que te echan a perder un partido de futbol o una Final".

Cruz Azul tiene un entrenador extranjero, ¿Consideras que en México a los extranjeros se les presiona más?

"No es que sea injusto, pero en todos lados es así, al extranjero siempre se le va a exigir más, uno debe estar preparado para eso. La gente te va a exigir y la prensa también, la prensa es así, porque Cruz Azul cuando pierde vende mucho, e incluso cuando ganas, aquí no hay términos medios, pero es parte de Cruz Azul".

¿Cómo era el ambiente en Cruz Azul cuando eran eliminados?

"Era muy difícil porque te tenías que ir de vacaciones y no jugar una Final, es saludar a tu compañero, pero con la cabeza gacha. Lo único que se siente es el resentimiento hacia uno mismo, el vacio, el no poder estar en donde Cruz Azul se merece, en ese momento no hay palabras que puedan consolar a un jugador de futbol, hay una frustración muy grande".

¿Cómo te encuentras por la suspensión?

"Sigo entrenando, se me ha hecho difícil, ya pasaron casi seis meses, pero estoy con el deseo de volver en agosto. Tuve una audiencia este lunes que pasó con la gente de FIFA y del TAS, con los de Conmebol, todo para ver si me pueden reducir la pena, espero tener alguna noticia en 20 días. Ojalá pueda estar a disposición para seguir jugando".

¿Qué has reflexionado al respecto?

"Los primeros meses fueron duros, hasta hoy no puedo creer que haya pasado esto, es increíble, tengo que seguir entrenando, con el deseo de que falta menos y quiero jugar, quiero que pase rápido, pero con el amor que le tengo al futbol espero ya estar en las canchas".

Compra aquí tus boletos para la Liga MX