“Me jugué la carrera”: Arturo Brizio

El ex árbitro relató que un duelo entre Tigres y América (1984-1985) se retiró del campo al minuto 72

Arturo Brizio
Arturo Brizio (Mexsport)

Ciudad de México

Los partidos entre Tigres y América siempre han tenido chispazos especiales, tanto dentro como fuera del campo. Entre los más recordados está aquel de la temporada 84-85, el cual se suspendió porque el árbitro Arturo Brizio se marchó del terreno de juego ante la negativa de Manuel Lapuente de aceptar su expulsión.

Brizio relató a La Afición aquel episodio: “Era un árbitro novato, había debutado en la última fecha de la temporada 82-83; entonces, prácticamente era mi segunda temporada en Primera División. Se da este partido que fue muy bueno, muy duro y bravo. Tigres iba arriba 2-0, era un partido maravillosamente bien jugado, un ambiente muy bueno”.

Fue al minuto 72 que el hombre de negro expulsó a Adrián Hincapié, jugador de Tigres, luego de una barrida sobre Miguel Zelada, quien tenía el balón en las manos.

“En la siguiente jugada se tira un futbolista de Tigres, entra el cuerpo técnico sin permiso, los masajistas, pero había una circular en el sentido de que si la banca entraba sin permiso o algún asistente, se expulsaba al asistente y al entrenador. Entonces, expulso al médico, masajista y a otro tipo que andaba por ahí, y voy a expulsar a Manuel Lapuente, quien era el entrenador”.

Brizio se acercó a Manolo y le pidió que se retirara, pero recibió una negativa.

“Él insistía en ‘no me voy’. Después, le dije que si él no se iba me tenía que ir yo, y me dijo ‘pues no creo que tengas el valor para hacerlo’, con otras palabras más fuertes. Le hablé al capitán que era Leonardo Álvarez y le dije ‘oiga su técnico no se quiere salir, lo puede conminar a que se vaya’, me dijo ‘no, no es mi problema’, entonces lo expulsé”. Agregó que, “era su capitán, y en su lugar se puso, creo, Arias, le dije ‘usted me puede ayudar a que salga su técnico, y me contestó ‘no, tampoco es mi problema’. Si no es problema de ustedes ni de nadie, pensé, y agoté todos los recursos que tenía, agarré mi pelota como niño chiquito y me fui al vestidor”.

Luego, varios personajes le insistieron al silbante para que volviera al campo, incluso, algunos en un tono no muy gentil.

“Señalaron que había una orden de la Federación, la gente de Tigres me dijo que yo no volvía a arbitrar en mi vida, que de su cuenta corría. Me acuerdo que a la persona que me lo dijo, le expliqué que yo no sabía si volvería a arbitrar, pero sí le podía garantizar que ‘hoy no, que se acabó el partido’. Pese a todo, Arturo se mantuvo firme con su decisión, pues “me quité los zapatos y las calcetas y dije, ‘yo no vuelvo’. Había gente que entraba y me decía, le hablan por teléfono en la oficina, ‘y quién me habla’, les insistía, ‘el doctor Rafael del Castillo (presidente de la Femexfut)’, yo argumentaba que no podía ir porque estaba descalzo”.

 El duelo se suspendió, y los minutos que faltaban se volvieron a jugar dos meses después. En el caso de Brizio, la Comisión de Arbitraje, en la siguiente sesión que fue el martes, lo felicitó por la decisión tomada, pero la Comisión Disciplinaria no pensó lo mismo.

“Me echó diez partidos de suspensión por faltarle el respeto al público. Ya no entendía, dos órganos de la Federación que son autónomos, casi primos hermanos, uno me felicita y otro me castiga. Afortunadamente, la que era mi novia en aquel tiempo, se portó muy bien con mi mal humor, y terminó siendo mi primera y única esposa”.  Señaló que “nadie se esperó que el árbitro novato tomara una decisión tan drástica. Olaf Heredia, a quien aprecio mucho, me decía, ‘a dónde va’, nadie se esperó eso. No tuve contacto con los jugadores, solo con el capitán y subcapitán de Tigres. Nadie esperaba que con esa educación que yo recibí por parte de mi padre, después de tantos años de oír anécdotas y todo aquello, me pudiera dar el valor para salirme de la cancha”.

El ex árbitro tiene claro que la plaza de Tigres “es muy especial, se vive un ambiente diferente a la de los demás estadios de la República Mexicana. Yo me jugué mi carrera en ese partido, afortunadamente ya después de ahí, cuando reaparecí, los jugadores y los directivos me veían de otra manera”, concluyó. 

Compra aquí tus boletos para la final América vs Tigres