Futbol y fiesta, una mala ecuación

Por fiesteros, diversos jugadores que militan en México han estado involucrados en escándalos. Esta vez fueron dos elementos de Lobos BUAP quienes fueron protagonistas de una riña.

Ciudad de México

Distintos jugadores del futbol mexicano han dado de qué hablar no sólo por su desempeño en la cancha, sino por su gusto por la vida nocturna.

Este fin de semana, Lobos BUAP dio de baja al delantero colombiano William Palacios, quien se vio involucrado en una pelea en un bar, cuando estaba en "estado incoveniente".

Julián Quiñones intervino en defensa de su compañero y terminó lesionado; sin embargo, él sólo será sancionado de acuerdo con el código de ética del club poblano.

'Gullit' Peña y su gusto por la fiesta

El Gullit Peña se vio involucrado en un accidente automovilístico en enero de este año, cuando supuestamente se encontraron latas de cerveza al interior del Mini Cooper en el que viajaba.

TE RECOMENDAMOS: 'Gullit', el crack de la fiesta.

No es la primera vez que el mediocampista se ve inmiscuido en este tipo de situaciones, pues el jugador, durante su estancia con Chivas fue separado del equipo por su indisciplina. El ‘Gullit’ no ha sido el primero en mostrar este comportamiento, pues se le unen varios futbolistas que se han caracterizado por ser ‘fiesteros’.

El gran escándalo en Aguascalientes

Luis Gorocito y Alejandro Molina protagonizaron una riña afuera de un bar en Aguascalientes en el 2015, donde agredieron a Luis Rodolfo Mariscal, quien falleciera unos meses más tarde, debido a la tromboembolia pulmonar derivada de las lesiones provocadas por los ex jugadores del Necaxa.

Tanto Gorocito como Molina fueron enviados al Centro de Reeducación Social para Varones de Aguascalientes, en primera instancia por lesiones dolosas, una vez que se anució la muerte del joven de 22 años, fueron consignados por homicido doloso.

Selección Mexicana: Escándalo con prostitutas

Durante la Copa América de Argentina 2011, ocho jugadores que formaban parte de la selección mexicana Sub-20 protagonizaron un escándalo en su hotel de concentración al estar de fiesta con sexoservidoras.

Los seleccionados involucrados fueron Jonathan dos Santos, Israel Jiménez, Néstor Vidrio, Javier Cortés, Marco Fabián, Jorge Hernández, David Cabrera y Néstor Calderón. Los jugadores fueron separados del plantel, además de sufrir una suspensión de seis meses sin ser convocados a ninguna categoría del representativo mexicano.

Dicho suceso se dio a conocer luego de que ellos mismos reportaran un supuesto robo, donde personal del hotel informó que los jugadores habían ingresado sexoservidoras a sus habitaciones.

Salcido y una 'épica' fiesta

Uno de los escándalos más sonados del futbol mexicano fue el que involucró al defensa Carlos Salcido con un trasvesti de nombre Yamilé durante la concentración de la selección mexicana en Monterrey, luego de disputar un partido amistoso ante Colombia.

El zaguero rojiblanco no fue el único implicado en el festejo, pues Carlos Vela y Efraín Juárez fueron suspendidos por seis meses del Tricolor y otros 11 seleccionados recibieron una multa por estar presentes en el acto; dentro de los más sonados estuvieron Rafa Márquez, Giovani dos Santos, Guillermo Ochoa y Javier Hernández.

El consuelo de Pumas tras ser eliminados

Pese a haber sufrido la eliminación de la Copa Libertadores ante Independiente del Valle, los universitarios se olvidaron rápidamente de la derrota, ya que disfrutaron la noche en un bar, pues los aficionados captaron el momento.

Eduardo Herrera, Javier Cortés y Josecarlos Van Rankin fueron los jugadores auriazules sorprendidos en la fiesta quienes estaban en compañía de dos mujeres.

Marco Fabián y sus enredos con las fiestas

El mediocampista del Frankfurt ha estado involucrado en diversas situaciones por su "amor" a las fiestas.

En 2013, Fabián fue denunciado por sus vecinos en Guadalajara, debido a lo escandalosas que eran sus reuniones.

Otro de los momentos del seleccionado nacional se dio cuando fue sorprendido engañando a su entonces novia Ana Bekoa, pues tras lesionarse del hombro, realizó un viaje a Las Vegas para su rehabilitación; sin embargo, lo aprovechó para pasear y divertirse con su acompañante.

Marco Fabián dio de qué hablar nuevamente tras irse a un antro una noche antes de iniciar su concentración con el Tri. Fue a través de un video que se dio a conocer que el volante andaba de parranda.

Tras la publicación de la grabación, Marco Fabián se disculpó con su afición pues "en mi vida he tomado malas decisiones y cometí errores, ya sea por la edad, por los malos momentos o por las malas amistades; ahora estoy viendo reflejadas las consecuencias de mis actos".

Pese a tener un declive en su carrera, hoy en día, el jugador del Eintracht recuperó su nivel y se ha convertido en un referente del equipo alemán.