Cardozo: crack como jugador; medianito como técnico

El estratega paraguayo ha dirigido a tres equipos mexicanos y en ninguno ha tenido éxito 

Cardozo con la camiseta de Toluca
Cardozo con la camiseta de Toluca (Mexsport)

Ciudad de México

Hablar de José Saturnino Cardozo es hablar de un referente del futbol mexicano, el paraguayo es uno de los mejores extranjeros que han venido al balompié nacional y en sus diez años de futbolista con el Toluca, se convirtió en el mayor ídolo del equipo.

De la mano de Cardozo, los 'escarlata' vivieron su mejor época, en la que consiguieron cuatro títulos de liga: verano 98, 99 y 2000 y el Apertura 2002.

Además, el delantero fue líder de goleo en el verano del 98 y 99 y los torneos de Apertura 2002 y Clausura 2003. En 525 partidos disputados con Toluca, Cardozo sumó 249 dianas, lo que lo convirtió en el máximo anotador histórico del equipo.

Pero el paraguayo no solo brilló con el conjunto del Estado de México, con su selección participó en dos Mundiales: Francia 1998 y Corea Japón 2002. Además de los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, en los que se subió al podio al obtener la medalla de plata.

Con 29 anotaciones, Cardozo posee el récord de más goles anotados en un torneo corto y todos sus números con Toluca lo han catalogado ante la FIFA como el duodécimo mejor jugador de todos los tiempos del futbol mexicano.

Pero su historia como técnico no es ni la sombra de lo que logró en el terreno de juego, luego de su retiro como futbolista, el delantero inició su carrera como estratega en su natal Paraguay, donde dirigió al Olimpia.

A su regreso a México el equipo que apostó por él fue Querétaro, arribó en el Apertura 2011 y apenas llegó a la jornada 9 del Clausura 2012. En 26 juegos dirigidos ganó en ocho ocasiones, sumó cinco empates y 13 derrotas.

Luego de que los Gallos prescindieran de sus servicios, llegó su gran oportunidad con el equipo de sus amores. Toluca lo contrató y su llegada tuvo grandes expectativas, sin embargo poco a poco se diluyeron pues los 'escarlata' nunca lograron ser el equipo espectacular y contundente que tenía a Cardozo como delantero estelar.

La directiva de Toluca aguantó a Cardozo por seis torneos, pero fue al final del Clausura 2016 cuando fue inevitable el rompimiento con su ídolo, 49 triunfos en 118 juegos dirigidos fue su saldo.

Finalmente, Chiapas apostó por él al inicio del Apertura 2016, pero el paraguayo no libró la jornada 8 ya que acumula seis derrotas; el equipo se encuentra en el fondo de la tabla general y además, ya está metido directamente la pelea por el no descenso.

Los números en los tres equipos que ha dirigido en México están muy lejos de aquello que logró con Toluca, y aunque aún tiene camino por recorrer, Cardozo ha demostrado que era mejor con un balón en los pies que sentado en el banquillo.