La batalla final

Esta noche, Pachuca y León definen al campeón del Clausura 2014; los dirigidos por Enrique Meza llevan ventaja gracias al triunfo que sacaron en el juego de ida, pero La Fiera buscará remontar y lograr el bicampeonato

Carlos Peña y Rodolfo Pizarro
Carlos Peña y Rodolfo Pizarro (Mexsport)

Ciudad de México

El Clausura 2014 concluye esta noche. La inesperada Final entre Pachuca y León deparó un juego emocionante en la ida, que le dio una mínima ventaja a los Tuzos; sin embargo, aún falta la última parte de la historia, la más importante, la que revela el nombre del vencedor.

Hoy, Pachuca tiene la posibilidad de coronarse en su casa ante su gente. El escenario parece puesto. El 3-2 que trajo de León le permite empatar el juego y proclamarse campeón, aunque para nada la serie esta finiquitada y en los 90 minutos restantes pueden ocurrir muchas cosas, incluido el alargue a tiempos extra y los penales.

Los Tuzos de Enrique Meza supieron sacarle provecho a sus individualidades, al dinamismo de esta nueva camada que ha dado de qué hablar en la fase final, así como la contundencia de su hombre gol Enner Valencia, dos goles suyos más otro de Hirving Lozano, quien apenas tiene 18 años, le dieron la ventaja en la serie.

Para el juego de vuelta, el equipo hidalguense podrá contar Walter Ayoví, quien se había perdido la ida debido a una suspensión. El ecuatoriano es el líder del mediocampo y su experiencia será fundamental para que los Tuzos puedan salir airosos en este juego de vuelta.

Pero León tiene los argumentos necesarios para dar batalla y revertir la desventaja. El equipo de Gustavo Matosas viene trabajando bien desde 2012, cuando logró su ascenso a la Primera División. Además, es el actual campeón del futbol mexicano y nunca se le debe de dar por descontado.

Por la sexta estrella

A diferencia de otros torneos en los que se alzó con la victoria, este Pachuca tiene el sello de la juventud. El equipo del Ojitos Meza no figuraba como favorito, pero se fue encontrado poco a poco y después de la bravía reacción ante Querétaro, en la última jornada, se convirtió en otro.

Ya en la Liguilla, Meza supo mover con maestría sus piezas y sacarle el mayor futbol a todos sus elementos. Estos Tuzos no han repetido alineación en la fase fi nal, pero la idea futbolística la dominan a la perfección.

Pachuca está a 90 minutos de conseguir su sexta estrella en el futbol mexicano, antes ganó los títulos del Invierno 1999, Invierno 2001, Apertura 2003, Clausura 2006 y Clausura 2007. Solo dos veces se le ha ido la corona, en el Verano 2001 y el Clausura 2009, precisamente éste último descalabro fue cerrando en casa ante los Pumas, con Enrique Meza en el banquillo.

Por cierto, el Ojitos también busca su quinto título como estratega, después de ganar en el Verano 1998, Verano 1999, Verano 2000 y Clausura 2007, éste último con los Tuzos. Además de romper una racha de tres Finales perdidas: Clausura 2009, Apertura 2009, y Apertura 2012.

Por el Bicampeonato

León había comenzado bien el juego de ida, se fue al frente en el marcador, pero fue perdiendo gas y de repente se vio rebasado por Pachuca, incluso estuvo al borde del nocaut; sin embargo, un autogol de Miguel Herrera le dio vida y de no ser por las grandes salvadas de Óscar Pérez hubiera empatado el juego de ida.

Una calca de lo que fue León en la temporada, con demasiados altibajos. Aunque lo más importante fue que encontró su mejor forma de la temporada justo en la Liguilla. Hoy, los Panzas Verdes parten con la desventaja de un gol, pero para nada es una diferencia insalvable para el equipo de Matosas que tiene en la cabeza la idea fija de convertirse en el segundo equipo en lograr el bicampeonato en torneos cortos, etiqueta que ostenta solo Pumas que ganó en el Clausura y Apertura 2004.

De la mano de Gustavo Matosas, La Fiera ha disputado cuatro Finales: la del Clausura 2012 en la Liga de Ascenso, la del Ascenso de ese año para lograr el pase a Primera, la del Apertura 2013 que le ganó al América, y esta serie ante Pachuca. En todas las anteriores salió airoso el conjunto guanajuatense.

De remontar hoy, León conquistaría su séptimo título de Liga, el cual ya tiene los trofeos de las temporadas 1947-48, 1948-49, 1951-52, 1955-56, 1991-92 y Apertura 2013.

La nueva lucha fraternal, al ser los dos equipos de la misma empresa desde 2010, llega a su conclusión. Uno saldrá con una nueva estrella. Los Tuzos para recuperar la gloria pasada o el León para consolidarse con el equipo hegemónico del último año.