Necaxa vs. Dorados: noche de regreso

Este sábado se define al nuevo inquilino de la Primera División; Dorados pinta como el favorito para volver

Necaxa y Dorados ocuparán la plaza que dejó vacante UdeG
Necaxa y Dorados ocuparán la plaza que dejó vacante UdeG (Mexsport)

Ciudad de México

Los Dorados de Sinaloa están muy cerca de hacer que la entidad, netamente beisbolera, dé un gran paso a un deporte que poco a poco se ha ganado un lugar en afición, sobre todo, aquel sector que gusta del futbol y este sábado espera consumar la hazaña ante Rayos de Necaxa.

El llamado Gran Pez tiene una última llamada esta noche, en el juego de vuelta de la Final de la Liga de Ascenso MX, en la cancha del estadio Victoria, de Aguascalientes, pero tendrá a dos rivales: la afición local y, desde luego, el equipo necaxista. Sinaloa, que es una entidad en donde en cada llano se juega beisbol y tiene en los Tomateros de Culiacán a su referente deportivo, ha depositado en los Dorados la esperanza de tener otro espacio para enloquecer y qué mejor manera de hacerlo con el futbol.

46 PARTIDOS dirigió Carlos Bustos en Primera División; estuvo al mando de Morelia y también de Chivas.

Desde 2003, cuando tuvo un sitio en la Primera A, los Dorados han tenido un paso ascendente dentro del futbol nacional. En ese mismo año logró su primer título al vencer a Cobras de Ciudad Juárez y con ello soñó con llegar al máximo circuito.

Este objetivo se concretó en 2004, cuando tras vencer a León, hizo su aparición en la Primera División y su debut lo tuvo ante América. Jared Borguetti marcó el primer gol de Dorados en esta división de futbol nacional. Fue un paso relámpago en el máximo circuito, ya que al ser su debut no pudo sumar los puntos necesarios para seguir y tuvo que regresar a su nido en 2006.

Por eso ahora tiene ese deseo de regresar con más experiencia y, sobre todo, con jugadores como al volante Carlos Pinto, el uruguayo Jonathan Lacerda y el ecuatoriano Segundo Castillo, tres de los elementos que pueden hacerla diferencia, sin olvidar a Rodrigo Prieto, su goleador.

Este sábado están a 90 minutos de hacer historia y dar a Sinaloa otro espacio más allá del beisbol para hacer vibrar a su gente.

Por su parte, los hidrorrayos, bajo la batuta del técnico Miguel de Jesús Fuentes, pretenden rememorar sus épocas de gloria y retornar al máximo torneo del balompié nacional, lo cual no sucede desde el Torneo Clausura 2011.

"Para ganar este sábado no debemos de confiarnos de que estamos en nuestro estadio, con nuestra gente, creo que sacamos un buen resultado de Culiacán pero eso no nos garantiza de que seamos campeones", advirtió en la semana Roger Rojas, delantero rojiblanco.

CUMPLEN CON LOS REQUISITOS

Más allá de lo que ocurra esta noche en la cancha del estadio Victoria, y a la espera de que el futbol decida al nuevo asistente a la competencia en el máximo circuito nacional, tanto Dorados como Necaxa cuentan con los todos requisitos que solicita la FMF para integrar la Primera División.

Ambas escuadras, son los dos candidatos en el Ascenso para consumar su anhelado retorno al balompié estelar.

El reglamento de competencia de la Federación Mexicana de Futbol, en su apartado F, artículo 24, determina que "el aforo (mínimo para 20 mil aficionados), la garantía financiera y la obligación de tener categorías menores (Sub-20, 17 y 15)" son parte de lo que requieren tanto Dorados como Necaxa, y ambos cumplen con estas referencias.

De igual forma, en el Cuaderno de Cargos de la FMF, en el apartado de estadios, se especifica que los recintos de Primera División deberán contar con capacidad para "garantizar la seguridad de los jugadores, emplazar a los periodistas, tener un área de calentamiento y cumplir con las medidas de reglamentarias por la FIFA". En este sentido, las dos instituciones están en orden.

RECINTOS DE PRIMERA

Otro de los factores que tanto Dorados como Necaxa tiene a su favor, son sus estadios. Las instalaciones de los dos recintos, reforzados con el apoyo de sus aficiones, hace de Aguascalientes y Culiacán, plazas atractivas para la Liga MX.

El estadio Victoria tiene aforo para albergar 25 mil asistentes en un encuentro, mientras que el Banorte puede registrar aforos hasta de 24 mil en sus butacas. Sus recintos están listos para volver a ser del máximo circuito.