Árbitros mexicanos quieren menos errores

Según la Comisión de Arbitraje, del Apertura 2015 al Clausura 2016 hubo una disminución del 20 por ciento en equivocaciones; ahora desean mejorar sus números

Héctor González Iñárritu
Héctor González Iñárritu (Imago7)

Ciudad de México

La evolución del arbitraje mexicano ha llegado a tal punto que, al día de hoy ya no son jueces dentro del terreno de juego por diversión o por unos cuantos pesos; actualmente, según relata Héctor González Iñárritu, presidente de la Comisión de Arbitraje, viven al cien por ciento de su labor en el balompié, por lo cual, tienen claro que deben enfocarse en esta tarea y sobre todo, del primer objetivo que es bajar el número de errores que inciden en el marcador.

"El árbitro tiene ingresos muy interesantes como para poder vivir del arbitraje, ya son profesionales al cien por ciento. En el 2006 cuando estaba con Aaron Padilla no se tenía mucha infraestructura y ayuda, y en un proyecto con Decio de María aumentamos el tiempo de trabajo, pusimos al psicólogo, al preparador físico, vimos la parte de estadística, ahora lo estamos renovando. Vino una doctora que es genetista, que nos dice qué les hace bien comer".

El directivo sabe que alrededor de su organización hay varias ideas, que hay preferidos, que hay un grupo que decide las situaciones importantes, algo que por supuesto, negó.

"Hay muchas leyendas urbanas, dicen que hay un grupo de árbitros que controlan y es falso. Yo tengo lineamientos, el árbitro te exige mucho en la cuestión física y estamos siendo muy estrictos con el peso, con el ejercicio, con las asistencias al entrenamiento, hay un reloj que te mide frecuencias cardíacas, recorridos, recuperaciones, y eso se sube a una red donde con el preparador físico podemos medir al árbitro para que en el juego pueda estar en el lugar y momento preciso, y que así pueda calificar bien la falta".

Agregó que, "aquí no hay grupos, no hay consentidos, todo es diálogo, comunicación y justicia. El que esté es porque ha hecho bien las cosas, no porque sea consentido o porque haya un castigo emocional mío o de cualquier otro contra algún árbitro". Para este nuevo torneo, hay un programa que se va puliendo, abarca más horas de trabajo en la parte grupal e individual, el área técnica, la física, revisar videos, para apuntar fortalezas, y que se vean y pulan los errores".

SE HA MEJORADO

Del Apertura 2015 al Clausura 2016 hubo una mejora importante en cuanto al arbitraje, al menos así lo reflejan los números, por eso se quedarán todos los nazarenos que estuvieron antes y se promoverán a cuatro que militaban en el ascenso. Lo anterior lo declara Héctor González Iñárritu, de acuerdo a las estadísticas que recabó de los últimos ocho torneos.

"Respecto a la estadística, sí hay una mejoría, lo importante es que lleguemos a un nivel en que ya no se pueda bajar el número de errores, no me gusta compararme, pero viendo los arbitrajes en la Copa América y en la Eurocopa, pienso que cada vez es más difícil para los árbitros estar en el lugar y momento adecuado, por la rapidez con la que se está jugando".

Además, sacamos todo el esqueleto en cuanto a partidos en los que influimos en el resultado, los tipos de errores, en dónde fue el error, de qué árbitro, en qué equipo, en qué estadio. Eso nos ayuda a corregir, y hay que decir que un árbitro toma alrededor de 60 o 70 decisiones por partido, hay cuatro decisiones que son las claves en un partido y ésas te las tienen que resolver positivamente".

¿Qué evaluación se hace del torneo pasado?

"Los que han llegado a Liguilla son los que mejores trabajos tuvieron. Con indicadores de rendimiento tangibles, estadísticamente de un torneo anterior a éste se mejoró en un 20 por ciento en los errores que influyeron en el resultado, esa gráfica nos sirve, que no sea tanto de apreciación. Ahí, con el estudio que hicimos, nos arroja qué hay que trabajar con ese árbitro en lo individual".

¿Qué pasa cuando un árbitro se equivoca?

"El lunes nosotros nos juntamos a analizar todas las jugadas con el reporte, pues hay un asesor en cada partido y te da el reporte jugada por jugada. Nosotros revisamos lo que pone el asesor con lo que vemos, amarillas, rojas, penaltis, goles, etc. Los analizamos y comprobamos que lo que nos dijo el asesor sea correcto, y ahí nos arroja otra calificación. Además, nosotros tenemos un software que nos arroja una calificación directa, hablamos con el árbitro para saber qué paso".

Respecto a si para este torneo se verán los mismos rostros que el pasado, manifestó que "de la plantilla que tenemos arrancamos dándole oportunidad a algunos jóvenes, en la jornada dos o tres ya mezclamos a los de experiencia con los jóvenes. A veces cuestionan, pero nosotros tenemos cinco personas expertas y un panel de FIFA, que cuando hay una gran duda entre nosotros se manda esa jugada dudosa a gente experta en FIFA, y nos dan una idea de qué ocurrió o una calificación. Luego, llegamos a una calificación, y para la siguiente jornada designamos a los mejores".

Otro de los puntos sensibles que tocó González Iñárritu fue la relación de los árbitros con los jugadores y directivos. "Es una pasión. He estado en los dos lados, y sí te molesta cuando hay un error claro del árbitro. Estuvimos en el draft, hicimos una exposición, se explicaron los cambios en nuevas reglas, hubo debate y lo que queremos que sepan es que estamos trabajando, y que ellos se sientan satisfechos con lo que están haciendo. Errores siempre habrá, pero los que existan que no perjudiquen el resultado. Tengo buena comunicación con los clubes, tenemos autocrítica, y hay quienes nos han hablado para felicitarnos, pese a que pierda su equipo".

NO USARÁN LA REPETICIÓN

Aunque The International Football Association Board ya aceptó que los árbitros se apoyen en la repetición, Héctor González Iñárritu, presidente de la Comisión de Arbitraje, señaló que aún no pueden utilizarlo.

"Hay que saber en qué momento se puede pedir la repetición, puede ser en cuatro momentos: si rebasó la línea la pelota, las tarjetas rojas, las jugadas dentro del área, o sea los fouls, y cuando se pueden equivocar en una amonestación o expulsión, no en offsides. Para este torneo no (se podrá utilizar), si en un mes nos dieran el protocolo, quizá en algunos partidos de Copa podemos hacer pruebas pasivas, que algunos estén arriba con monitores".

LOS TRES ASPECTOS EN LOS QUE TRABAJA EL ARBITRAJE

1."Disminuir los errores, hay unos técnicos que son imperdonables, y otros de apreciación, dentro de éstos hay unos que no pasa nada y otros que trascienden en el resultado, que son los que molestan, ésos son los que hay que disminuir, es el primer objetivo".

2 "Que haya consistencia arbitral en la calificación de faltas, porque hay equipos que se quejan, con toda la razón, en que hay una calificación distinta en dos jugadas".

3"La parte de la comunicación, lo que es el respeto entre la familia de futbol. El plan de trabajo se hizo en varias áreas de trabajo que fue la técnica-física, psicológica, médica y nutricional".