“El arbitraje se estancó”

Para Marco Rodríguez, la crisis de los hombres de negro pasa por un grupo de silbantes que tienen controlado el gremio

Marco Antonio Rodríguez, ex árbitro mexicano
Marco Antonio Rodríguez, ex árbitro mexicano (Mexsport)

Ciudad de México

Su imagen imponía. Polémico y frontal, como lo hacía a la hora de marcar algún juego brusco o a la hora de mostrar algún cartón preventivo, Marco Rodríguez habló también de la crisis que atraviesa el arbitraje nacional y reconoce que la debacle pasa por los mismos integrantes de la comitiva de silbantes; el ahora estratega consideró que a nivel mundial, los colegiados se han estancado en cuanto a desarrollo de talento y potencialización del mimos en la Liga Mx.

¿Hay talento a seguir en cuanto a los silbantes, actualmente?
La ruta de un árbitro para llegar a altos niveles requiere de un trabajo arduo, de mucha entrega. Aquel que trabaje y se ilusione con escenarios de altísimo nivel, debe ir paso a paso. Promesas del arbitraje hay en Tercera y Segunda División, también en la Liga de Ascenso y la Liga Ms. Una carrera debe evaluarse por cómo inicia y cómo termina. Tienen que salir de su zona de confort.

¿Qué harías por mejorar el arbitraje mexicano desde sus entrañas?
Quitaría al grupo de árbitros que tiene controlado todo, así como al área técnica, que solo se beneficia; este llamado sindicato se beneficia, por encima de la verdadera función, que es potencializar el talento. Restaría estas estructuras, que solo dañan el avance. La metodología tiene que ser más profesional. El arbitraje mexicano se estancó y se avejentó; no es viable en un futbol de alta competición.

¿Son excesivas las críticas a los hombres de negro en la Liga Mx?
Es algo que no puedes eliminar, que es parte de la coyuntura de esta profesión. Aquel que quiera llegar a altos vuelos, debe saber lidiar con ella. Si el árbitro puede salir avante de esta situación, tiene gran probabilidad de éxito en su carrera deportiva.

EL DATO

El 11 de marzo de 2014 hizo la expulsión más rápida en Copa Libertadores. Le mostró la tarjeta roja a Alejandro Bernal, del Atlético Nacional, al segundo 27, ante el Nacional de Montevideo.