Hasta 4 años de prisión

Las Comisiones de Justicia y Deporte de la Cámara de Diputados tienen lista la iniciativa para erradicar la violencia de los recintos deportivos.

Ciudad de México

Hasta cuatro años y medio de prisión, además de una multa económica serían las sanciones a que podría hacerse acreedor quien participe activamente en una riña en el marco de un evento deportivo que se realice en cualquier inmueble de México.

Dichas sanciones se desprenden del dictamen que las comisiones unidas de Justicia y Deporte en la Cámara de Diputados realizaron conforme la iniciativa para reformar la Ley General de Cultura Física y Deporte, a fin de erradicar la violencia de los eventos deportivos en el país.

Esta iniciativa, encabezada e impulsada por los diputados priistas Gerado Liceaga y Felipe Muñoz, se encuentra en las últimas etapas en vías de lograr su aprobación, para su posterior envío al Senado, con la finalidad de fincar responsabilidades e imponer sanciones severas a aquellos aficionados que inciten o participen en un acto de violencia, en el marco de un evento deportivo.

Claramente, el citado proyecto tiene como destinatario directo al futbol profesional.

La Afición tiene en su poder una copia del dictamen que discutirán los diputados de las comisiones de Justicia y Deporte y es en el tema de las sanciones, incluido en el Capítulo VII de la Ley General de Cultura Física y Deporte, donde hay mucho que destacar sobre los alcances.

En el artículo 154 se establece que “como el delito de violencia en eventos deportivos, el espectador o cualquier otra persona que sin ser juez, jugador o parte del cuerpo técnico de los equipos contendientes en eventos deportivos masivos o de espectáculo y encontrándose en el interior de los recintos donde se celebra el evento, en sus instalaciones anexas, en sus inmediaciones o en los medios de transporte organizados para acudir a los mismos, realice por sí mismo o incitando a otros, cualquiera de las siguientes conductas”.

Y a partir de ahí viene el desglose de las sanciones y las multas, de acuerdo a la manera en que se fomente o ejerza violencia en un evento deportivo.

1. Quien ingrese sin autorización a la cancha (espontáneos), se les impondrá de tres días a tres meses de prisión o de diez a noventa días de multa.

2. Quien lance objetos que pongan en riesgo la salud o integridad de personas recibirá de seis meses a dos años de prisión y de cinco a treinta días de multa.

3. Los espontáneos que ingresen a la cancha y agreda a las personas o causen daños materiales será sancionado con seis meses a tres años de prisión y de diez a cuarenta días de multa.

4. Los participantes en una riña podrían ser castigados con una pena de seis meses y hasta cuatro años y medio de prisión, además de una multa que iría de diez a sesenta días.

5. El que cause daños materiales a bienes que se encuentren en el estadio, quien incite o genere violencia, así como quien introduzca a las instalaciones armas de fuego, explosivos o cualquier arma prohibida será sancionado con una pena que podría ir desde un año y medio y hasta los cuatro años y medio de prisión, además de una multa de veinte a noventa días.

La prohibición de ingreso a inmuebles

Es importante destacar que a quien resulte responsable de cualquiera de los delitos mencionados en líneas anteriores se le impondrá, de manera adicional, la suspensión del derecho a asistir a espectáculos deportivos por un plazo equivalente a la pena de prisión que le sea impuesta.

Otro de los puntos importantes que se encuentran en el dictamen de los diputados federales es que se instituye el padrón de aficionados violentos, en el cual quedarán registradas las personas a quienes se les imponga como sanción la prohibición o suspensión de asistencia a eventos y espectáculos deportivos.

Este padrón formará parte de las bases de los datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública, con la intención de hacer efectivas las sanciones de prohibición de asistir a espectáculos deportivos, esa medida establecería un precedente en el deporte federado en México, pues por primera vez se tendría el rastro de aficionados violentos.  

Posponen discusión

La reunión de las Comisiones de Justicia y Deporte que se realizaría ayer en la Cámara de Diputados para discutir el dictamen de la iniciativa para reformar la Ley General de Cultura Física y Deporte fue cancelada debido al plantón que realizaron simpatizantes de Morena en los alrededores del recinto de San Lázaro.

La reunión, que fue convocada por la diputada María del Rocío Corona Nakamura, secretaria de la Comisión de Justicia, fue cancelada debido a que solo se presentaron tres diputados, entre ellos Felipe Muñoz. El resto no pudo acceder a las instalaciones de la cámara.

En esta reunión se presentaría la iniciativa para reformar la Ley General de Cultura Física y Deporte, a fin de modificar e incluir disposiciones que tienen como fin erradicar la violencia de los recintos deportivos del país, como es el caso de los estadios de futbol.

Debido a la cancelación de esta reunión la discusión sobre esta iniciativa se pospondrá hasta el próximo mes de febrero, cuando inicia el siguiente periodo de sesiones.