Andorra, un destino favorable para futbolistas mexicanos

En un país tan lejano como desconocido, un puñado de jugadores nacionales tratan de hacerse de un sitio en el orbe futbolístico; entre jóvenes y tipos de experiencia, integran este grupo

Jugadores mexicanos eligen Andorra para seguir sus carreras
Jugadores mexicanos eligen Andorra para seguir sus carreras (Cortesía)

Ciudad de México

Entre las fronteras de España y Francia se erige una población organizada en siete parroquias, un pequeño país en el que se habla catalán, con un gobierno coprincipado parlamentario y en el que, como en muchos otros sitios, se respira el futbol como pasión de miles. Es Andorra, un destino, que aunque pareciera complejo de creer, ha servido a varios jugadores mexicanos para seguirse desarrollando, entre la Primera y la Segunda División de este territorio. Actualmente, con las distintas normas en la Liga Mx, más de uno ha decidido probar suerte en este sector europeo, consiguiendo positivos dividendos al respecto, con una vida tranquila y lejos de México, pero acercándose a sus objetivos individuales.

Para la temporada 2017-18, entre ambas divisiones citadas, son once futbolistas nacionales los que se encuentran en Andorra. Eduardo Kupersmit es uno de ellos, aunque sea de manera transitoria; es lateral ambidiestro y milita en el Jenlai FC, de la segunda categoría profesional del Principado: "Me formé en el Cruz Azul, donde me dieron las bases y fundamentos; después de dos años pasé al América, donde terminé de formarme. Vinieron tiempos complejos, estuve en la Comisión del Jugador, a la espera de que llegara alguna posibilidad de mostrarme. Así llegué al Celaya y por asares del destino, un representante me vio y me invitó a probarme en el futbol de Bulgaria (dos temporadas), de ahí llegué aquí".

Ha sido por sus condiciones futbolísticas y debido a que la Liga es constantemente supervisada por agentes en busca de jóvenes talentos, que Eduardo se encuentra en la palestra de emigrar, aunque está claro que esto no lo hubiera conseguido sin antes hacerse de un sitio en Andorra: "Aquí me eh encontrado con muchas sorpresas positivas. La gente está muy metida con el equipo y la ciudad es fantástica", asegura vía telefónica para La Afición. "Creo muchos en los procesos y me ilusiona seguir creciendo, evolucionando, desarrollándome como futbolista profesional y llegar a mejores escenarios", remata el defensor mexicano.

Como la historia de Kupersmit, destacan otras por su éxito deportivo. Apenas la campaña anterior, Eduardo Escalante, un joven portero nacido en Culiacán, disputó la fase previa de la Europa League con el Santa Coloma, el máximo circuito de Andorra. "Distintas situaciones te llevan a dejar tu país, para buscar un mejor destino; al principio parece complicado, porque, si aquí no encontraste equipo, luce más difícil que afuera sí; sin embargo, existen oportunidades como las de este país, no es fácil, porque no te regalan nada, pero con perseverancia y entusiasmo, puedes cumplir tus objetivos", aseguró el cancerbero para Marca Claro hace unos meses. "Jugué en diferentes equipos en México, pero se te cierran muchísimo las puertas, no logras afianzarte y más, si eres joven", advirtió.

Las buenas noticias fueron un factor determinante para que un veterano de mil batallas como Odín Patiño aceptara enfrascarse en quizás, su última aventura profesional. Apenas hace unas semanas, el Inter Escaldes oficializó al traspaso del cancerbero surgido en Pumas, que, a sus 34 años, aún se ilusiona con trascender en Europa: "Primero, estoy agradecido por esta oportunidad y claro que me gustaría quedarme por mucho tiempo, esperando que se hagan bien las cosas, por supuesto". Su equipo es un contendiente por el título de Liga en Primera, aunque también en Copa del Rey han destacado, donde ya están en semifinales.

De hecho, el Jenlai donde milita Cupersmit y también Jaime Flores, consiguió el pase a la ronda de los Play off, para lograr el pase a la Primera División y fue gracias a un empate a tres goles ante el Atletic América, con tanto del jugador poblano, segundo en mención. "Afortunadamente logramos ganar y sumar en gran parte de los últimos partidos, que nos dieron la entrada a la Liguilla por el ascenso; ahora hay que tratar de buscar estar ahí, subir; en lo personal, cerrar el torneo anotando gol en la última jornada me da una mayor motivación para pelear por el campeonato", apuntó para Milenio.

Como los mexicanos en Andorra, hay muchos más repartidos por distintos sitios del Viejo Continente, no solo son los rostros visibles de estrellas consolidadas como Andrés Guardado, Guillermo Ochoa o Hirving Lozano. Nombres desconocidos como los de David Rosas y Érick Sandoval forjan su camino en el balompié de Suiza, en divisiones inferiores, mientras que Rodrigo Cerrilla y Francisco Zúñiga hacen lo propio en Gibraltar; Alberto Alvarado Morín y Josué Soto comparten filas en el AC Oulu de Finlandia, donde ya tienen varios años... Islandia tiene a Érick Ragnar como representante nacional; Polonia, a Enrique Esqueda y en Chipre, Raúl Gudiño y Édgar Pacheco.