Afición del Cruz Azul abandona al equipo en la crisis

A La Máquina aún le queda cuatro juegos en el Estadio Azul para buscar la liguilla; sin embargo, los cementeros firman su peor torneo como local y por eso sus entradas han empeorado

La crisis del Cruz Azul empeora la entrada en su estadio
La crisis del Cruz Azul empeora la entrada en su estadio (Imago7)

Ciudad de México

El último torneo de Cruz Azul en el Estadio Azul se ha vuelto un verdadero martirio. Hasta el momento, La Máquina de Pedro Caixinha no ha logrado ganar en su feudo luego de cinco partidos disputados en esta temporada.

Es más, sus números en el Azul son alarmantes: tres empates (ante Tijuana, León y Puebla), así como dos derrotas (frente a Necaxa y Querétaro) para una cosecha de tres puntos de 15 disponibles. La Máquina apenas ha podido marcar un gol y le han hecho cuatro en contra; incluso, en los dos compromisos que tuvo de Copa tampoco fue capaz de salir con la victoria, pues perdió ante Puebla 3-1 y empató con Alebrijes 1-1.

Para este cierre de torneo a Cruz Azul aún le quedan cuatro compromisos más en su estadio: este sábado recibirá a Pachuca, dentro de la Jornada 11; en una semana de nuevo será local, ahora ante los Pumas; para la fecha 14 recibirá a Lobos BUAP y finalmente, en la penúltima jornada (la número 16), le hará los honores al Morelia.

UN EXTRAÑO EN CASA

Y justo en el último torneo de La Máquina en el Estadio Azul –será demolido al concluir el Clausura–, el conjunto celeste está firmando su peor temporada como local. Con sus tres puntos, iguala el puntaje que tenía en el Apertura 2004 luego de disputar cinco juegos en casa, aunque la diferencia es que en aquella temporada ya había ganado un juego, pero había perdido otros cuatro; ahora solo lleva tres empates y dos derrotas.

Otros torneos en los que tuvo un bajo puntaje fue en el Clausura 2004 cuando llevaba cuatro puntos en sus primeros cinco juegos en el Azul, producto de un triunfo, un empate y una derrota; en el Apertura 2016 también tuvo un inicio muy malo como local al sumar cuatro puntos en cinco juegos.

Esta productividad contrasta radicalmente con el puntaje perfecto que logró sumar en el Invierno 1998, Verano 1999, Apertura 2010 y Clausura 2014, cuando ganó sus primeros cinco compromisos en el Estadio Azul. Hoy La Máquina vive sus horas más bajas como local, justo cuando la que ha sido su casa desde 1996 vive sus últimas semanas.

LA GENTE SE HA ALEJADO

El mal torneo de Cruz Azul ha provocado que la gente se empiece a ausentar del Estadio Azul. En estos cinco partidos ha sido evidente como ha bajado la afluencia al inmueble de la colonia Noche Buena. Por ejemplo, para el partido de la Jornada 1 frente al Tijuana, acudieron casi 20 mil aficionados, lo que representa el 60 por ciento de aforo del inmueble (con capacidad para 33 mil); en los siguientes dos compromisos se mantuvo un promedio similar, pues ante León fueron casi 19 mil personas y contra Necaxa más de 18 mil.

Sin embargo, el mal paso se empezó a reflejar en el juego contra Puebla, al que solo asistieron 12 mil aficionados, y ahora contra Querétaro solo acudieron 11 mil personas. Incluso, estos dos juegos fueron los que menor afluencia registraron en esas semanas en la Liga Mx.