La humillación a la policía en el Jalisco

El estadio Jalisco se pintó de rojo cuando en el clásico tapatío la barra de las Chivas enloqueció y agredió brutalmente a la policía que intervino sólo para retirar algunos fuegos artificiales que salieron de las gradas.

Violencia en el Jalisco
Violencia en el Jalisco (Facebook)

Guadalajara, Jalisco


Un clásico tapatío que aparentemente transcurría sin novedad alguna, terminó en una de las peores humillaciones a la policía que han ocurrido en nuestro país. Todo comenzó cuando en la tribuna del Jalisco se alcanzarón a distinguir algunas luces de bengala, por lo que la policía decidió intervenir solamente para retiirar los fuegos artificiales. El saldo final, heridos de gravedad y una corporación completamente humillada.


Al ingresar en la tribuna, la barra de las Chivas se resistió, y sin más ni menos, comenzó la agresión en contra de los policias. La superioridad numérica de la afición ocasionó que el cuerpo policiaco no pudiera defenderse, al grado de que un elemento fue arrojado desde lo alto de las tribunas.






A partir de ese momento la policía ya no tenía autoridad alguna y entonces se convirtió en una masacre


Finalmente los policias fueron sometidos por completo y terminaron en el suelo, ensangrentados, heridos de gravedad y sin dignidad alguna.