Directivos, culpables de violencia en los estadios

La encuesta realizada por el Gabinete de Comunicación Estratégica arrojó que 38.5 por ciento de los consultados consideró que los dueños de equipos son los principales responsables de la ola violenta en inmuebles deportivos del país

Fanáticos de Chivas, consignados
Fanáticos de Chivas, consignados

Ciudad de México

De acuerdo a una encuesta realizada por el Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE), un 38.5 por ciento de los consultados consideró que los culpables de la ola de violencia que azota a los estadios del país son los dueños de los equipos.

GCE dio a conocer los resultados de su encuesta semanal, que trató de violencia en los estadios del país, a propósito de los hechos suscitados el pasado sábado en el estadio Jalisco en el Clásico entre Atlas y Chivas (1-1), donde se plasmó la opinión de la población al respecto.

Además de los dueños de los equipos que patrocinan a las porras y les otorgan boletos, la encuesta arrojó también que los jefes de policía son responsables con un 15.3 por ciento, y sólo el 10 por ciento culpó a los aficionados.

En esta encuesta, el 56.5 por ciento de los entrevistados consideró que la principal razón por la que se registran actos de violencia en los estadios de futbol se debe al consumo de alcohol. En tanto, el 27.8 por ciento lo atribuyó a las porras violentas que apoyan a los cuadros.

El 4.7 por ciento refirió que las porras son provocadas por los policías, dentro y fuera del estadio, y el 3.5 por ciento responsabilizó a los medios de difusión, ya que transmiten reiteradamente las escenas sobre violencia.

Luego de los hechos del fin de semana en el Jalisco, entre policías y aficionados a las Chivas, para el 38 por ciento de los encuestados, el tipo de castigo que deberían de recibir las personas que agreden o se pelean en un partido de futbol sería ficharlas y no permitirles entrar nunca más a los estadios.

El 34 por ciento de la gente, además, recomendó que los responsables sean sancionados con cárcel por varios meses. En tanto, el 14.9 por ciento pidió veto para el equipo de la porra que cometió la agresión; es decir, juegos sin aficionados.

En el ranking de porras violentas, 12.2 por ciento mencionó a las del club América, seguidas de las de Chivas (10.3 por ciento) y Pumas (8.4 por ciento).

En comparación con aficionados al futbol de otros países latinoamericanos, como Argentina o Brasil, el 38 por ciento de los encuestados percibió a los mexicanos menos violentos; en contraste, el 36 por ciento los consideró más violentos.