Violencia en 2010 canceló partidos de Tercera División

La situación que vive hoy Tampico Madero no es nueva en el futbol mexicano, ya que hace cuatro años, la Federación Mexicana canceló seis duelos

Ciudad de México

La 'Jaiba Brava' del Tampico Madero cambió la hora de su duelo contra Proyecto Tecamachalco a causa de los hechos violentos, desde hace una semana, que azotan a la región; sin embargo, no es la primera vez que el futbol se ve afectado por esta situación. 

En marzo de 2010, la Federación Mexicana de Futbol canceló seis duelos de Tercera División por la violencia que se vivió en el noreste del país. 

CANCELAN PARTIDOS POR VIOLENCIA (NOTA PUBLICADA EL 26 de marzo de 2010) 

El brote de violencia que azota al noreste del país en los últimos días obligó a la Federación Mexicana de Futbol a tomar decisiones de tajo y suspender seis encuentros de la Tercera División.

Los encuentros suspendidos corresponden al Grupo 12 de la temporada 2009-10 de la Tercera División y se debieron jugar este fin de semana, aunque, según lo explicó Enrique Silva Terán, presidente de la rama, los hechos de violencia en esa zona de la República terminaron por atemorizar a todos los clubes locales que decidieron no jugar.

"Se suspendieron varios partidos por la inseguridad que priva (en esa zona), los equipos lo solicitaron, se mandaron cartas, además a los niños, como la mayoría (de los integrantes de los equipos) son menores de edad, no los dejan sus papás ir (a jugar)".

Sólo el duelo entre Xiconténcatl y Tigres ya fue reprogramado para el 7 de abril, para los restantes cinco encuentros se tomará una decisión en la reunión extraordinaria a la que citó el presidente de la rama la próxima semana, en Monterrey, Nuevo León.

Silva Terán indicó que la violencia sobrepasó cualquier buena intención de la FMF, porque la jornada continuara de manera habitual: "¿Qué hacemos? Es la única zona que se ha parado (el torneo)".

El directivo aseguró que esta decisión fue tomada ante la imposibilidad del organismo por garantizar la seguridad de los clubes implicados.

"¿De qué modo les podemos dar seguridad nosotros? No podemos, no podemos garantizar que no van a sufrir ningún percance ni que no los van a detener, mientras se apacigua (la situación) un poco allá, porque ahorita está la cosa fea", comentó justificando la decisión de la Tercera División.

Incluso, Silva Terán compartió que cuando el presidente del club Mante se comunicaba con él para cancelar su encuentro de esta jornada, comenzó una balacera:

"Ayer (miércoles) me hablaron de Mante (Tamaulipas), había una balacera en esos momentos, y era en la tarde, y ante eso los padres no dejan ir a los jóvenes a jugar".

El presidente de la Tercera División indicó que su decisión fue apoyada por Justino Compeán, presidente de la FMF, y por Decio de María, secretario general del organismo, al considerarla una causa de fuerza mayor.