El Tri, sin europeos ante Nueva Zelanda

El Piojo jugará con elementos de la Liga MX para los juegos de repesca contra Nueva Zelanda rumbo a Brasil 2014

Selección mexicana de futbol
Selección mexicana de futbol (Mexsport )

SAN DIEGO, California

El técnico de la selección nacional, Miguel Herrera, decidió no convocar a los futbolistas mexicanos que militan el futbol europeo para afrontar el repechaje rumbo al Mundial de Brasil 2014 frente a Nueva Zelanda.

Antes de arribar al avión que trasladará al Tri de Tijuana a la Ciudad de México, tras el duelo frente a Finlandia de anoche, tanto el timonel como Héctor González Iñárritu, director de selecciones nacionales, y Ricardo Peláez confirmaron a nuestro compañero Rafael Ocampo, director de La Afición, que la serie ante Nueva Zelanda se disputará con un grupo conformado por futbolistas que militan en la Liga MX solamente.

La delegación tricolor arribó al avión 173 de Aeroméxico, con destino a la Ciudad de México, y fue ahí donde Miguel Herrera, González Iñárritu y Peláez pusieron punto final al tema de los "europeos". Por la tarde, esta información se oficializará a través de un comunicado de la dirección de selecciones nacionales.

Desde anoche, en su hotel de concentración en San Diego, cercana la madrugada, el entrenador de la selección mexicana de futbol mantenía comunicación por whatsapp con algunos periodistas, y a todos, invariablemente, les comentaba que lo más seguro es que no llamaría a ninguno.

Anoche mismo, en rueda de prensa, el Piojo Herrera descartó abiertamente a Javier Hernández y a Diego Reyes. El entrenador aclaró que le daba pena no llamarlos y que la razón no obedecía a que no se tratara de grandes y muy buenos jugadores, sino al poco tiempo de adaptación que tendrían con tantas horas de traslados.

En el caso de Reyes, incluso, se habla de que se hizo la petición a su equipo, el Porto de Portugal, pero que el club respondió que no podía dar una respuesta antes de la próxima semana debido a que el defensor, bien conocido por Herrera, estaría contemplado para concentrarse de cara a un partido de Champions League.