Antifutbol deja buena liquidez

León, América, Morelia y Querétaro son los clubes que más dinero ingresan a la Liga MX por el pago de tarjetas amarillas y rojas en lo que va del torneo

Las tarjetas dejan buenos dividendos a la Liga MX
Las tarjetas dejan buenos dividendos a la Liga MX (Mexsport)

Ciudad de México

Se ha llegado la mitad del torneo y en el balance que se puede hacer de lo futbolístico es que ha sido un certamen con rachas buenas y otras de irregularidad, pero para la Liga MX pinta ser mejor en la recaudación por el importe que pagan los clubes a causa de las tarjetas amarillas y rojas que se generan en cada jornada.

En el Clausura 2014, la Liga MX recaudó poco más de un millón 697 mil 138 pesos por las infracciones que los árbitros consideraron oportunas de una tarjeta. En el actual torneo, hasta la Jornada 9 del Apertura 2014, se han recaudado 857 mil 930 pesos, quedado por delante ocho jornadas y la Liguilla.

El reglamento de sanciones de la Liga MX contempla que cada amonestación tendrá un costo mínimo de 2 mil 18 pesos (30 días de salario mínimo), mientras las tarjetas rojas se saldan con 6 mil 56 pesos (90 días de salario mínimo). Aunque los montos pueden incrementarse de acuerdo con la causa por la que el jugador sea amonestado, la Liga MX no especifica el costo de cada una de las causas.

El club que más ingresos le ha reportado a la Liga es León; el conjunto de Gustavo Matosas no solo ha tenido que lidiar con la irregularidad, sino que también ha pagado 72 mil 672 pesos, fruto de 21 amonestaciones y cinco expulsiones, lo que también arroja que en varios partidos ha tenido que jugarlos en inferioridad.

El segundo en la lista es América, el conjunto de Antonio Mohamed, que domina la liga, también lo hace en la tabla de amonestaciones. Las Águilas son las que más tarjetas amarillas han tenido que pagar a la Liga MX, una muestra de que a veces meten un poco más fuerte la pierna o bien tienen la viveza para saber en qué momento cometer una acción fuera del reglamento.

El cuadro de Coapa se ha caracterizado por ser un equipo que impone su ley, lo hace a través del juego y lo que está fuera del mismo ya lo tiene que juzgar el árbitro. En lo que va del curso, ha tenido que cubrir las multas por 29 tarjetas amarillas más una roja. Así, América ha tenido que depositar a la Liga MX, 64 mil 598 pesos.

En el tercer peldaño hay un empate entre Morelia y Querétaro, los michoacanos (ahora dirigidos por José Guadalupe Cruz) no han encontrado el rumbo en el torneo, la irregularidad les ha invadido y la temporada está prácticamente perdida. A lo largo de estas fechas ha pagado 56 mil 523 pesos, fruto de 25 tarjetas amarillas y una roja. La misma cifra ha depositado Querétaro; los Gallos que están teniendo una temporada dentro de lo aceptable y mantienen sus opciones de Liguilla, han pagado 19 amonestaciones y tres expulsiones.

Atlas, el segundo lugar de la clasificación general, se ubica en la parte media de la aportación de pagos a la Liga MX; los rojinegros son un equipo disciplinado en la cancha y también en la cuestión de tarjetas: 16 amarillas y dos rojas es lo que ha tenido que cubrir el conjunto tapatío, equivalente a 44 mil 411 pesos.

LOS QUE PAGAN MENOS

El contraste de ese tipo de cargos lo tiene Cruz Azul; La Máquina es el club que menos dinero ha aportado por concepto de amonestaciones o expulsiones. El cuadro celeste que también ha tenido una temporada bastante irregular solo ha pagado 15 tarjetas amarillas y una roja para una suma de 36 mil 336 pesos.

Veracruz es el segundo equipo menos castigado, pero al igual que La Máquina, los Tiburones no han logrado consistencia en la cancha, y les queda el consuelo de que al menos no han gastado de más en pagar tarjetas. Hasta ahora llevan 38 mil 355 pesos.

Las cifras por club no son altas, incluso pueden resultar insignificantes para todos los equipos, que gozan de estructuras económicas sólidas, pero lo que arroja es que este torneo se está metiendo más fuerte la pierna o hay más fechorías que los árbitros han calificado con tarjetas, lo que implica que la caja registradora de la Liga MX siga sonando con fuerza.