La violencia pega a la ‘Jaiba Brava’

El Tampico Madero, de la Segunda División, tuvo que reprogramar el horario de su partido de este sábado (12 de abril) debido a los hechos violentos que se viven en la zona desde hace una semana

Ciudad de México

La ola de violencia que azota al área conurbada de Tampico obligó a la directiva de la Jaiba Brava, club que milita en la Segunda División, a reprogramar el horario de su partido de este sábado frente al Proyecto Tecamachalco.

En un caso más de de cómo la inseguridad que se vive en el país afecta al futbol, tras recibir luz verde por parte de las autoridades locales para realizar el encuentro, que se llevará a cabo en el estadio Tamaulipas, la directiva del Tampico Madero decidió que era riesgoso mantener el horario de las 20:00 horas, programado de inicio, para su partido frente al Tecamachalco debido a la inseguridad que azota a la zona desde el fin de semana pasado por enfrentamientos entre grupos delictivos y que ha arrojado más de 30 muertos, de acuerdo a cifras del gobierno local.

Ante esto, el Tampico Madero reprogramó su partido para las 16:00 horas; incluso, lanzó una promoción de 2 por 1 en la compra de las localidades a fin de alentar a la gente, que se encuentra temerosa de salir a la calle, para ir a apoyar a la Jaiba Brava.

"Debido a la situación que priva en la zona conurbada, la directiva Fuerza Brava ha cambiado el horario para el partido del sábado. La Jaiba Brava recibe a Teca UTN a las 16:00 horas. Localidad general en El 2 x 1", informó el equipo tamaulipeco en un comunicado.

En entrevista con La Afición, el gerente del Tampico Madero, Victor Falduto, explicó que las autoridades le garantizaron al club seguridad total para que se pueda realizar el partido frente al Tecamachalco.

"(Las autoridades) nos garantizaron que estaba todo tranquilo y por eso estamos tranquilos nosotros. No pondríamos en peligro a la gente que viene al estadio", dijo.

Falduto agregó que, además del operativo de las autoridades, el club instalará el propio, como lo hace para cada cotejo en el estadio Tamaulipas.

"Estamos tranquilos, no hay problema de seguridad ahorita, tendremos la seguridad que utilizamos normalmente", apuntó.

Como se recordará, en 2010, la Tercera División canceló partidos por el brote de violencia que azotaba al noreste del país. Muchos equipos decidieron no realizar los viajes por temor a ser asaltados en carreteras, y padres de familia no permitieron a sus hijos futbolistas a viajar por temor.