Los talismanes del descenso

En la batalla para no perder la categoría, Chivas, Puebla, UdeG y Veracruz se refugian con hombres fundamentales; Alustiza, Furch, Martínez y De Nigris, estandartes en sus equipos


De izquierda a derecha: Aldo de Nigris, Matías Alustiza, Fidel Martínez y Julio Furch
De izquierda a derecha: Aldo de Nigris, Matías Alustiza, Fidel Martínez y Julio Furch (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO / GUADALAJARA

Toda victoria necesita su dósis de suerte para que esta se consume. Ya sea que el rival salga con la puntería extraviada al campo o que el portero propio ataje todo lo que le sea posible durante los 90 minutos. La fortuna funciona para las buenas rachas en el futbol. Se necesitan de autores intelectuales, tipos que arrastren al grupo a una sinergia positiva, que levanten la voz, talismanes, como ocurre ahora en los cuatro equipos involucrados en la lucha por el descenso en el balompié nacional.

Puebla, Leones Negros, Chivas y Veracruz siguen en pie de guerra para mantenerse en el máximo circuito nacional; se juegan la vida en cada partido. Cada una de estas escuadras tiene en sus ilas a un futbolista que suple carencias con entrega, que se brinda al máximo y que ha sido determinante en los últimos encuentros para que las ilusiones de quedarse en Primera División sea un sueño tangible; la mayoría de estos, delanteros.

Sorprendiendo a propios y extraños, Matías Alustiza se ha destapado como el hombre gol del Puebla. El ariete argentino, menospreciado en los anteriores seis meses que pasó en Pachuca, respondió a las expectativas y le llenó el ojo al Profe Cruz, que sigue brindándole titularidad a cambio de anotaciones. Con seis dianas hasta el momento, el sudamericano gobierna el camino hacia el título de goleo. La producción ofensiva de La Franja, cuarto lugar general, depende del Chavo.

Los Tiburones Rojos del Veracruz tienen en los remates de Julio Furch, en cada embate del delantero argentino, la posibilidad de seguir aspirando a crecer en la Liga, de mantenerse en la pelea por algo más que el no descender. El delantero de todas las conianzas de Carlos Reinoso es el máximo anotador del Puerto; posee el registro de seis tantos y, por si fuera poco, el jugador de orígenes alemanes es el talismán de los escualos: cada vez que anota, su equipo no pierde. También, al ariete del cuadro rojo ha sido partícipe para mantener el invicto en Liga.

Aldo de Nigris regresó con goles a la titularidad de Chivas. El atacante regiomontano se ganó el puesto en la cancha y le arregló el problema de contundencia al Chepo de la Torre. Más allá de las dos anotaciones que suma en el semestre, el ariete está siendo recordado por la hidalguía mostrada contra Leones Negros, por ejemplo. El partido perdido, los felinos atacando y el regiomontano se levantó más que todos, ganó una bola y le puso medio gol a Omar Bravo. Esa tarde el Rebaño festejó a lo grande y demostraron que están para darle batalla a cualquier equipo. El ‘11’ rojiblanco transmite pundonor y entrega; contagía respeto por los colores de su escuadra.

Por su parte, Fidel Martínez es el que marca la diferencia con los Leones Negros, es el que mueve los hilos del ataque de la Universidad de Guadalajara. El Neymar ecuatoriano está haciendo grandes cosas y aunque hay veces que parece el llanero solitario, el ex jugador de Xolos de Tijuana es el que le pone condimento, el que le genera peligro a las ofensivas rivales. Fidel suma tres goles en lo que va del certamen, es un atacante que encara y busca siempre culminar su jugada con tiro al arco. Pese a que tiene rato sin marcar, su presencia en el ataque es determinante para el conjunto de Poncho Sosa.

En la recta final del semestre, el valor de Fidel Martínez aumentará y sus funciones serán determinantes para conseguir la salvación por parte de los melenudos. Tendrá que hablar en el campo.

Cada uno de estos hombres tiene en lucha constante a sus escuadras, no juegan solos y hay actores secundarios que los ayudan a brillar en estas batallas por no descender. Vamos a la mitad de la contienda y ninguno se baja, ninguno se rinde y aún faltan muchas gestas heroicas por relatar de estos demoledores de defensas rivales